Ir a versión clásica Ir a versión móvil
03 febrero 2017

La mayor preocupación de Zidane para el partido contra el Celta

  • El partido no corre riesgo de suspensión, pero las lluvias han dejado en un estado lamentable el césped de Balaídos
Balaídos Balaídos
Balaídos
Enrique Martínez Enrique Martínez

El temporal de viento y lluvia que azota ahora mismo Galicia ha obligado a suspender el encuentro que debía disputarse este viernes entre el Deportivo y el Betis. El que seguro que se jugará es el del próximo domingo entre el Celta y el Real Madrid

Según informa OK Diario, el encuentro que el cuadro blanco debe jugar este domingo en Balaídos no corre ningún riesgo de suspensión. El choque se jugará según lo previsto. Es decir, el próximo día 5 a partir de las 20:45. En Vigo está lloviendo intensamente desde hace varios días, pero las rachas de viento no están siendo superiores a 40 km/h, por lo que no existe riesgo ni para los jugadores ni para los aficionados que vayan al estadio. 

las previsiones para el domingo las precipitaciones irán a menos. Caerá fuerte durante todo el fin de semana, pero al parecer en el momento en el que arrancará el choque podría incluso dejar de llover. De ahí que no se haya tomado la decisión de suspender el choque. 

Lo que no estará bien será el césped de Balaídos. A las lluvias torrenciales hay que sumarle que el pasado jueves se jugó el Celta-Alavés de Copa y el campo quedó seriamente dañado. De hecho, a día de hoy, la mayor preocupación entre el cuerpo técnico y los jugadores del Real Madrid es ese. "Con la racha que llevamos últimamente, como para no tener miedo al césped de Balaídos", afirman ayudantes de Zizou, según OK Diario.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información