Ir a versión clásica Ir a versión móvil
12 febrero 2017

La fiabilidad del Bernabéu en la Liga de Campeones

  • Los blancos basan su éxito en Europa en sus grandes resultados en casa
El Santiago Bernabéu un partido de Champions El Santiago Bernabéu un partido de Champions
Estadio Santiago Bernabéu
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Vuelve la Liga de Campeones, regresa al estadio Santiago Bernabéu la competición de las competiciones. El madridismo se prepara ya para la primera gran noche europea del año. Cuando llega la Copa de Europa, la afición madridista se transforma, el Bernabéu abandona la tradicional frialdad de la Liga y se convierte en una ‘caldera’ que suele llevar al equipo en volandas. Sin duda, el factor ambiental ha permitido que el Real Madrid haya logrado resultados magníficos en Europa en los últimos años en su estadio. La eliminatoria contra el Nápoles dependerá mucho del resultado del encuentro de ida y los precedentes invitan a que el madridismo sea optimista.

Fiabilidad a prueba de ‘bombas’ en casa

En los últimos años, el Real Madrid se ha presentado en seis ocasiones consecutivas en las semifinales de la Liga de Campeones. Tras seis temporadas de auténtico desastre en las que el equipo madridista no era capaz de pasar de los octavos de final, los madridistas han dado un paso al frente y han vuelto al lugar que les corresponde. Sin duda, el factor ‘Santiago Bernabéu’ para recuperar el prestigio en Europa.

En estas seis temporadas y media de éxitos europeos, el Real Madrid solamente ha caído ¡dos veces! en casa en un partido de eliminatorias. La fecha más negra-la otra fue ante el Schalke y no tuvo trascendencia- permanecerá fresca en la memoria de todos los madridistas por los siglos de los siglos: 23 de abril de 2011. Aquella noche, un árbitro alemán llamado Stark perpetró el robo del año y evitó que el conjunto de José Mourinho soñara con meterse en la final de Wembley.

Al margen de aquella noche negra, el madridismo se ha divertido de lo lindo en cada cita europea durante más de un lustro. Por Chamartín han pasado el Lyon, el Bayern, el Borussia Dortmund, la Juventus, el Manchester City, el Atlético de Madrid o el Manchester United. Ninguno de ellos se ha logrado llevar un triunfo del coliseum blanco. Gracias a la fortaleza madridista en casa se han ‘forjado’ grandes títulos como la Décima y la Undécima.

Sin echar mucho más el tiempo hacia atrás, el Real Madrid puede presumir de haber caído solamente en una ocasión en los 18 últimos encuentros de Liga de Campeones jugados como local. El Schalke 04 estuvo a punto de sembrar la tragedia en el Bernabéu pero el Madrid logró aguantar y seguir adelante pese a realizar uno de los peores partidos de la última década.

El pasado curso fue inmaculado en la fase de eliminatorias; en octavos de final, la Roma visitaba el estadio Santiago Bernabéu tras encajar un 0-2 en la ida. En el primer acto, los ‘capitallinos’ tuvieron ocasiones de todas clases pero Navas apareció en plan héroe. Ya en la segunda parte, apareció la habitual ‘pegada’ madridista para cerrar el choque y poner al Madrid en los cuartos de final.

El partido contra el Wolfsburgo fue, sin duda, el gran choque de la pasada Liga de Campeones. El Madrid necesitaba remontar ni más ni menos que un 2-0 y la noche no pudo ser más espectacular. Cristiano Ronaldo con un soberano ‘hat-trick’ llevó al Madrid hasta las semifinales. El partido tuvo de todo. Emoción, goles, lluvia, gran ambiente y gran resultado para el Real Madrid. Las ‘semis’ ya eran una realidad.

En la penúltima ronda de la competición, los de Zidane tuvieron la ventaja de poder decidir el pase a la final en su estadio. El recibimiento al autobús fue apoteósico y el equipo no falló. Bale adelantó a los madridistas y el gol fue suficiente para clasificarse para la finalísima de Milán. El Atleti esperaba y los merengues consiguieron un nuevo título.

Al Bernabéu llegará este miércoles un Nápoles crecido, aterrizará en Madrid un equipo que no pierde desde el 29 de octubre de 2016 y que con Maurizio Sarri ha encontrado el equilibrio perfecto entre ataque y defensa. A domicilio, los napolitanos se manejan a la perfección y el Madrid deberá estar más pendiente que nunca.

Zidane lo ha avisado; las vigilancias a los delanteros serán claves, las pérdidas en la medular deben ser mínimas y el acierto en la portería contraria total. El Nápoles no concederá demasiado y al contragolpe es uno de los equipos más peligrosos del continente. La Champions vuelve y, por ende, Europa volverá a poner a prueba al Bernabéu. Hasta el momento, Chamartín se ha mostrado casi como un fortín inexpugnable ¿seguirá la racha?

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información