Ir a versión clásica Ir a versión móvil
13 febrero 2017

¿Realmente hay razones para temer al Nápoles?

  • 18 partidos sin conocer la derrota avalan a los italianos
El Nápoles celebra uno de sus goles al Bolonia El Nápoles celebra uno de sus goles al Bolonia
Analizamos la espectacular racha del Nápoles
Aleix Generó Aleix Generó

El Nápoles se verá las caras ante el Real Madrid este miércoles en el Santiago Bernabéu. El conjunto napolitano viene con una racha asombrosa desde el 1 de noviembre y que amenaza claramente al conjunto de Zinedine Zidane. Hablaba el presidente de que es una racha fortuita (gracias a la camiseta que no podrán lucir en Chamartín), pero llevan 18 partidos consecutivos sin saber lo que es perder. Este miércoles, la racha tendrá su gran prueba de fuego en Europa.

Son los máximos anotadores de la Serie A sin discusión alguna. Están a seis puntos de la Juventus de Turín y van terceros en discordia en el Calcio italiano. Llegarán al Bernabéu con un esquema de juego renovado y con Millik completamente recuperado. La gran amenaza de los napolitanos es la verticalidad y las transiciones en defensa-ataque. Un equipo que juega al son de Hamsik y que ‘baila’, gracias en parte, con Drie Mertens (‘falso 9’ inesperado en el once inicial). Las alas le ponen la rapidez al equipo con José Callejón como hombre clave. Su debilidad está en la lentitud defensiva. Albiol y Koullibaly sufren cuando Ghoulam y Hysaj suben al ataque. Sin embargo, su racha dice lo contrario.

Suma y sigue 18 veces consecutivas

18 partidos sin perder. Es la gran carta de presentación para intentar asaltar el feudo ‘merengue’. Desde que se enfrentó a la Juventus de Turín (2-1) en el partido que jugaba ante el líder de la competición doméstica, no ha vuelto a perder. Empató ante el Besiktas (1-1) en la UEFA Champions League y desde entonces todo han sido sonrisas para el equipo dirigido por Maurizio Sarri, tanto en Italia, como en Europa.

Tras ello le tocó afrontar en casa ante la Lazio (1-1) un partido liguero que pintaba bien tras un gol de Hamsik, pero que se les escapó en los últimos minutos. Eso sí, la derrota no llegó y siguieron sumando puntos en su persecución ante la Juventus de Turín. En la siguiente jornada se midieron al Udinese y en territorio hostil consiguieron un preciado 1-2 con doblete de Isigne (otro de los grandes peligros que tiene el Nápoles en su nómina). De nuevo en  la fase de grupos de la Champions volvió a quedarse invicto (0-0) ante el Dinamo de Kiev y ya con la clasificación garantizada.

En casa ante el Sassuolo volvió a empatar (1-1), de nuevo, con Insigne como protagonista y sufriendo hasta el final por mantener ese empate. Tras jugar ante el Sassuolo y centrándose en la ‘cacería’ al liderato turinés consiguió cuatro victorias consecutivas e inclusive con goleadas. Primero ante el Inter (3-0) sin discusión y solventando el triunfo en sólo 5’ de juego. Entremedias de la persecución liguera se colaba una importante victoria ante el Benfica (1-2) que ‘sellaba’ el liderato de su grupo en la Champions League, con Mertens actuando ya como ‘falso 9’ en esa posición improvisada.

La ‘explosión’ de Drie Mertens

Ante el Cagliari y Torino llegaron sendas goleadas ligueras y la Mertens que se refrendaba en la punta de ataque. 0-5, con la equipación de la ‘fortuna’, ante el Cagliari con ‘hath trick’ de Drie Mertens. Ante el Torino fue un 5-3 y con un ‘póker’ del belga que parecía estar de ‘dulce’ y ‘paliar’ la ausencia de Millik (lesionado, presuntamente, de gravedad con su selección). La fortuna se alió con ellos en casa de la Fiorentina (3-3) salvando en el 94 lo que parecía ser una derrota segura.

Cinco partidos en época de Navidad se pasaron ganando sin contemplaciones. Ante la Sampdoria (2-1), contra el Spezia en la Coppa (3-1), Pescara (3-1), Milán (1-2) y Fiorentina también en la competición copera (1-0), con Gabbiadini (delantero suplente) mostrando su mejor versión siendo revulsivo. El Palermo, a finales de enero, le puso freno a la racha victoriosa (1-1) aunque el equipo se mantenía invicto. Con el Real Madrid ya en sobreaviso de esa racha, goleó y vapuleó (1-7) al Bologna. Mertens, una y otra vez, junto a Hamsik jugaron con el otro equipo italiano. Y antes del partido en el Bernabéu también ganaron (2-0) ante el Genoa con el equipo, presuntamente, titular que jugará ante el Real Madrid este miércoles.

Sin duda una racha de la que habrá que estar atentos. Seguro que Maurizio Sarri no le perdió ‘ojo’ a la del Real Madrid de Zinedine Zidane esta misma temporada y querrá la máxima intensidad de los suyos. En juego, con permiso al otro partido en San Paolo, estará el pase a los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información