Ir a versión clásica Ir a versión móvil
21 febrero 2017

Pepe sigue en un gran 'brete'

  • El central no termina de ver claro lo de marcharse a China
Pepe se lamenta de un fallo ante el Espanyol Pepe se lamenta de un fallo ante el Espanyol
Pepe se plantea aceptar la propuesta de renovación del Madrid
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

Pepe afronta actualmente unos meses muy importantes para su carrera deportiva. El portugués tiene ante sí una decisión que puede marcar su trayectoria tanto deportiva como personal, ya que a sus casi 34 años debe optar si continúa su carrera en Madrid con un año asegurado o, por el contrario, acepta el mejor contrato de su vida para acabar sus días como futbolista en China.

El central poco a poco empieza a recuperar sensaciones tras haber estado dos meses lesionado. Un problema físico le impidió disputar el Mundial de Clubes y desde entonces se mantuvo alejado de los terrenos de juego. Así, en estos momentos se ha ido incorporando a la dinámica del equipo y ha comenzado a tener minutos de juego, ya que el pasado sábado fue el sustituto de Sergio Ramos en el once inicial e incluso ejerció de capitán. Aunque él mismo es consciente de que en estos momentos es el tercer central de la plantilla después del propio defensa andaluz y de Raphaël Varane.

Los años no pasan en balde para nadie y Pepe lo sabe. Por eso Zidane poco a poco ha ido iniciando el relevo para que el central francés sea el hombre de futuro del Real Madrid. Esta circunstancia y las lesiones han impedido que el luso esté teniendo una cierta regularidad en esta temporada a pesar de que venía de hacer un 2016 para enmarcar. De hecho, el '3' merengue fue titular en la última final de la Champions League y también se ganó a pulso ser el mejor central de la última Eurocopa, en la cual ayudó a su país a hacer historia conquistándola en la final de París.

Este año redondo hizo que Pepe se viera apto para tener varios años más de buen fútbol. De hecho, así sigue siendo. El portugués considera que su retirada aún no está cerca a pesar de ser el jugador de la plantilla de más edad. Y por eso espera que el Real Madrid le ofrezca un contrato de al menos dos años, toda vez que su vinculación actual finaliza el próximo 30 de junio. Pero en las oficinas de Concha Espina no son de su mismo parecer y simplemente le han propuesto asegurarse la temporada 2017/18 por 6 millones de euros y con la posibilidad de revisar este acuerdo en un año para prolongarlo otro más. Y siempre y cuando su rendimiento fuera positivo en estos próximos meses.

Se trata de una oferta que no ha agradado demasiado al jugador. De ahí que lleve varios meses dándole vueltas a su futuro tras recibir una proposición de 'locura' del fútbol chino. La misma le pone sobre la mesa un par de años a razón de 15 millones de euros por curso. Cantidad que viene a ser lo que percibe en tres años en el Real Madrid. Así que es hasta cierto punto lógico que Pepe en algún momento de estas últimas semanas se haya mostrado bastante partidario de dejar España para acabar su carrera en Asia. Aunque su última palabra no está dada.

Pepe esperará para decidir lo que haga falta

De hecho, el periodista Tomás Roncero asegura que ahora le han vuelto a asaltar las dudas. Él es tan madridista y está tan feliz con su familia en la capital de España que sueña con poder acabar su carrera en el club de su vida. Aspecto clave al que hay que añadir las trabas que está poniendo el fútbol chino para la participación de extranjeros en los onces de sus clubes, ya que el límite es de tres no asiáticos. Pepe lógicamente sabe que en primera instancia sería titular en el Hebei, aunque si su rendimiento acabara bajando en los próximos años podría tener problemas para ello tras esta nueva normativa.

Y mientras tanto Zidane le anima a seguir, como ya comentó hace unos días en rueda de prensa. Él sigue viendo al jugador al nivel necesario para estar en el Madrid y cuenta con sus servicios, aunque ya para un rol más secundario. Por eso el propio Pepe sigue madurando su decisión, ya que está opone sus sentimientos a la gran oferta de su vida. Aunque esto no significa que esté agobiado por todo este proceso, ya que desde el primer momento ha dejado claro que esperará lo que haga falta para decantarse. De ahí que incluso se pueda llegar al 30 de junio en esta situación de indecisión y que sea entonces cuando él se decante por el Real Madrid o el Hebei.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información