Ir a versión clásica Ir a versión móvil
21 febrero 2017

James, el último de la fila en la Liga

  • El colombiano no termina de encontrar la regularidad en la Liga
James Rodríguez controla un balón contra el Nápoles James Rodríguez controla un balón contra el Nápoles
James ha tenido más protagonismo en la Copa y Champions que en la Liga
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

James Rodríguez ya ha empezado a asumir que su rol actual en el Real Madrid le lleva a estar en una constante 'montaña rusa'. Unos días es un futbolista fundamental para el equipo como ocurrió el pasado miércoles en Champions League ante el Nápoles, mientras que otros es un jugador de banquillo que ni siquiera calienta para jugar, tal y como sucedió el sábado en el choque ante el Espanyol.

Esta temporada Zinedine Zidane está dejando claro que tiene un grupo de jugadores a los que considera titulares sin ningún tipo de discusión. Se trata de Keylor Navas, Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric, Bale, Cristiano y Benzema. Un once tipo ideal que el francés pone en liza cada vez que las lesiones y las sanciones se lo permitan, salvo que quiera incluir sus ya famosas rotaciones. Así, esta situación provoca que un jugador como James Rodríguez esté a expensas de que el técnico haga un cambio puntual en el equipo para tener su oportunidad de jugar.

De hecho, en lo que llevamos de temporada el centro del campo ha sido la zona más 'castigada' de la plantilla en lo que respecta a las lesiones. Jugadores como Casemiro, Kroos o Modric han atravesado períodos de baja superiores a un mes e incluso el propio James no se ha librado de estar varias semanas en el dique seco. Sin embargo, cuando sus compañeros han estado de baja y él ha estado bien tampoco ha contado con demasiadas oportunidades. Y especialmente doloroso para el colombiano es el dato que alude a su participación en la Liga.

El diario 'Marca' destaca este martes que la competición española de la regularidad está siendo el gran 'talón de Aquiles' del cafetero en la presente temporada. De los 21 partidos que lleva disputados el Real Madrid hasta ahora el '10' solamente ha participado en una decena, por lo que quedó relegado al banquillo en seis ocasiones y en las otras cinco no pudo participar por lesión  - cuatro veces - o por encontrarse jugando con su selección - una vez -.

Dato al que hay que añadir que de los citados diez partidos, en únicamente cuatro tuvo el privilegio de estar en el once inicial - la última vez ante el Deportivo el pasado 10 de diciembre -. Así, es el tercer jugador de campo de la plantilla con menos titularidades en Liga en la temporada 2016/17. Únicamente sus compañeros Coentrao y Mariano han figurado menos veces en el equipo inicial de un encuentro liguero, ya que ni el portugués ni el hispano-dominicano han sido aún titulares en esta competición.

En Champions y en Copa del Rey, otro cantar

Y, mientras tanto, su competencia directa sí ha tenido más oportunidades - Kovacic 13 titularidades, Isco 11 y Asensio 5 -. Por lo tanto, se puede llegar a la conclusión de que Zidane considera a James como su séptimo centrocampista para la Liga y a la hora de la verdad prefiere recurrir a él para afrontar las 'otras' competiciones en las que participa en el equipo. No en vano, en la Champions ha sido titular en cuatro de siete partidos y ha participado en cinco choques, perdiéndose uno por decisión técnica - Sporting de Portugal y otro por lesión - Legia de Varsovia -.

Por su parte, en la Copa el cafetero fue titular en los tres partidos que jugó y en uno de ellos dio una exhibición gracias al 'doblete' que consiguió ante el Sevilla. De ahí que probablemente hubiera seguido teniendo responsabilidad en esta competición si no hubiera sido por la lesión muscular que sufrió en la segunda semana de enero y que le tuvo casi un mes de baja. Y es que justo cuando James Rodríguez empezaba a encontrarse mejor que nunca sufrió este importante percance que le cortó el ritmo y volvió a dejarle en una situación muy complicada.

Así que él ya es consciente de que esta Liga no parece hecha para él. Únicamente 456 minutos de juego adornan su estadística en la competición, con un único gol - ante el Espanyol en Cornellà en uno de los días en los que fue titular - y tres asistencias. Pero seguramente estos fríos datos no vayan a hacer mella en él, ya que hace unas semanas que entendió que solo con trabajo y esfuerzo podrá revertir su situación. Al fin y al cabo Zidane es un entrenador que lleva la meritocracia por bandera, así que James sabe que no puede ni debe tirar la toalla. Y por eso va a frontar con la misma ilusión de siempre el partido de mañana miércoles en Mestalla, ya que el Real Madrid está en una época de rotaciones y está totalmente fresco después de haberse quedado en el banquillo el pasado sábado.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información