Ir a versión clásica Ir a versión móvil
27 febrero 2017

Morata se colgó una nueva 'etiqueta'

  • El delantero volvió a salir desde el banquillo y le dio la victoria al Real Madrid en Castellón
Morata celebró así su gol al Villarreal Morata celebró así su gol al Villarreal
Morata sigue dándole puntos al Madrid desde el banquillo
Aleix Generó Aleix Generó

Morata sigue aprovechando los minutos que le da Zinedine Zidane y sigue dejando goles agónicos que valen victorias de alto prestigio. El canterano calentó y salió para resolver el entuerto en Villarreal. Y ya van tres veces. Es el desatascador del Real Madrid. En Castellón dio tres puntos de oro cuando todo parecía perdido y rescató al líder para dar un ‘golpetazo’ sobre la mesa del campeonato nacional liguero. El madrileño tiene claro que con meritocracia llegará a disputar más minutos en el equipo.

En Villarreal Álvaro Morata se colocó una nueva ‘etiqueta’ de nombre revulsivo. El atacante del Real Madrid vio el ‘desastre’ inicial desde el banquillo y junto a Isco Alarcón solucionó un partido que parecía completamente perdido. El jugador criado en La Fábrica creyó en sus posibilidades y derribó el muro del submarino amarillo a base de esfuerzo y ganas de trabajar en el campo. Sustituyó a Benzema que firmó otro partido ‘gris’ y del que no pudo sacar tajada de las ocasiones propuestas a la portería de los 'groguets'.

Ya solucionó partidos en Liga y Champions

No es la primera vez que Morata se encuentra con la situación de resolver un partido desde el banquillo. Ya lo hizo y por partida doble previamente. Contra el Athletic Club en el Santiago Bernabéu valió tres puntos su presencia en el campo. Al igual que con el Sporting de Lisboa (en Champions) donde con otro gol agónico firmó la victoria madridista de capital importancia en la Copa de Europa. Ambos, junto al visto este domingo en Villarreal, han sido momentos de gran importancia en la temporada de los merengues y que ha solucionado con trabajo el canterano.

En la Jornada 9ª del campeonato nacional liguero Morata salió al rescate cuando las cosas ante el Athletic de Valverde se ponían feas. En el minuto 75 entró al terreno de juego y menos de diez minutos después marcaba el 2-1 definitivo que le dio tres puntos de auténtica raza al Real Madrid. Un tanto que marcaba con su pierna derecha en el 83’ para batir a Gorka Iraizoz en boca de gol. Poco después, ante el Sporting de Lisboa, durante el debut de la Champions League en el Santiago Bernabéu volvió a marcar un gol decisivo. El canterano madrileño de un perfecto testarazo ‘borraba’ todas las aspiraciones ilusionantes de los lusos en Chamartín tras firmar un muy buen debut en Europa. El cabezazo de Álvaro Morata supuso el 2-1 en el minuto 94’ cuando ya nadie creía y en los minutos que el Real Madrid saca a relucir su ‘ADN’ y su raza ganadora por excelencia.

El Villarreal sufrió la ‘embestida’ de Morata

Morata aprovecha sus minutos que tiene y lo da todo por la camiseta, con más o con menos fortuna, se vacía en el campo. Sus 12 goles son el aval que le da confianza a Zinedine Zidane cuando mira al banquillo, en busca de soluciones, y ve a su revulsivo perfecto. Un killer que llegó al Madrid tras hacer su ‘Erasmus’ en Italia con la Juventus de Turín y que ha vuelto siendo un futbolista mucho más maduro y con sus aspiraciones claras. Morata pide paso con goles y datos que le dan crédito para aspirar a la titularidad en el Real Madrid.

En Castellón, en el Estadio de la Cerámica, y ante el Villarreal lo volvió a hacer posible con otro gol que da esperanza al Real Madrid y que permite seguir en lo más alto de la Liga. En el minuto 77 entró e ingresó al terreno de juego y siete minutos después ya le había marcado gol al equipo de Fran Escribá tras un perfecto cabezazo que se ‘tragaba’ Andrés Fernández en los últimos compases del partido.

Tres goles salvadores que son tres gritos para que Zinedine Zidane siga apostando por él y por los milagros que hace el equipo con él presente en el terreno de juego. Tres veces ya no es casualidad. Siempre Morata que se ha ‘colgado’ el cartel de protagonista en los momentos decisivos y que se ha ganado por méritos propios la etiqueta de hombre revulsivo. El técnico marsellés, Zidane, ya sabe que al mirar hacia el banquillo tendrá la respuesta de Morata si le es conveniente y le va a responder haciendo lo que mejor sabe hacer, es decir: marcando tantos que pueden valer Ligas para el conjunto madridista.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información