Ir a versión clásica Ir a versión móvil
28 febrero 2017

¿Por qué el Madrid no ha respondido y denunciado a Fernando Roig?

  • El club blanco no mantiene una buena relación con el Villarreal
El presidente del Real Madrid Florentino Pérez El presidente del Real Madrid Florentino Pérez
En el club blanco no sentó bien el comentario del empresario
DefensaCentral DC1 DefensaCentral DC1

El Real Madrid ha optado por la educación en las últimas horas tras escuchar con sorpresa las declaraciones del presidente del Villarreal, Paco Roig, en las que insinuaba que el club blanco se había ganando la ayuda del colegiado Gil Manzano con regalos sospechosos. Unas palabras muy duras ante las que nadie ha alzado la voz en Concha Espina, aunque esto no quiere decir que no hayan sentado mal a la plana mayor de la directiva. 

En las oficinas del Santiago Bernabéu han optado por hacer gala de su habitual señorío y se han mordido la lengua ante las intolerables insinuaciones del mandatario del equipo amarillo. "Lo que me ha llegado es que ha salido todo el estamento arbitral con bolsas del Real Madrid. Me ha llamado la atención, aunque no sé lo que llevarían dentro de las bolsas. Es algo que no está bien, me parece a mí. Porque los árbitros han ido a despedirse del míster y el delegado arbitral dándoles la mano y llevando en la otra la bolsa del Real Madrid. A nuestro entrenador no le ha gustado este detalle" comentó aún en caliente Roig tras el partido.

Lógicamente estas declaraciones han generado una enorme polvareda en las últimas horas e incluso no han sido pocas las voces que han solicitado que el Real Madrid denuncie directamente a Roig al Comité de Competición. Algo que, por otra parte, sí ha hecho el Comité Técnico de Árbitros, al igual que con Gerard Piqué. Pero en el actual campeón de Europa han preferido contar hasta diez y no hacer demasiado caso a lo ocurrido, ya que en el club prefieren estar sobre esto y no entrar en una 'guerra' directa que no beneficiaría a nadie.

Un enfado 'silencioso'

Y todo ello a pesar de que el enfado ha sido tremendo entre los directivos madridistas. Y con razón, ya que consideran que Roig no supo estar a la altura de la situación y le faltó al respeto al Real Madrid. En el seno del club consideran que el presidente del Villarreal actuó de mala fe y solo buscó generar polémica donde no la había, ya que él es el primero que sabe que es práctica habitual en el fútbol español tener un detalle con los árbitros. De hecho, el programa 'Jugones' de 'La Sexta' rescató el lunes un vídeo en el que se veía cómo el colegiado se llevaba una bolsa del Villarreal tras un partido entre estos dos equipos que se disputó en 2012

Un comportamiento hipócrita que, a pesar de todo, tampoco ha sorprendido en Madrid. Y es que no es el primer desencuentro que tienen con el empresario valenciano. Ya la temporada pasada el Villarreal se comportó de una forma poco considerada cuando el Real Madrid fue expulsado de la Copa del Rey por la alineación indebida de Denis a raíz de una sanción que arrastraba de su estancia en el club castellonense durante la temporada 2014/15. En ese momento el equipo blanco hubiera agradecido que el Villarreal reconociera públicamente su error al no comunicar al jugador su sanción, pero en lugar de eso decidieron callar y el Madrid tuvo que defender solo sus intereses en el caso. 

En consecuencia, las relaciones entre los dos clubes se distanciaron durante el año 2016. Lo que no impidió que, a pesar de todo, el Real Madrid accediera a traspasar al propio Denis al Villarreal a cambio de 7 millones de euros. Algo que hizo a petición del jugador y como muestra de buena predisposición. Pero ni aún así Roig parece haber suavizado su furibundo antimadridismo, lo que ha provocado que ahora la grieta entre las dos partes haya crecido considerablemente hasta prácticamente 'romper' las relaciones institucionales. 

No en vano, desde dentro del Real Madrid consideran que el presidente del 'submarino amarillo' no va a cambiar. Lo que probablemente haga que en el futuro se pueda producir una situación similar. Por ello entienden que el de Roig es un caso 'perdido' que no merece tiempo ni desgaste por su parte. Asumen que este presidente no sabe perder y que su comportamiento tras el partido del domingo fue una rabieta propia de alguien que se veía ganando al líder y en media hora se quedó sin nada. De ahí que estén dejando que sean los propios hechos los que le pongan en su sitio, ya que ha sido la propia prensa la que en las últimas horas se ha encargado de demostrar que las misteriosas 'bolsas' son habituales en la Liga y que el contenido de las mismas es tan ridículo que no se puede plantear como prueba de algo ilegal. 

 

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información