Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La poca vergüenza de la prensa culé con el vestuario del R.Madrid

  • Don Balón, medio pro-culé cargado de antimadridismo se inventa líos en el vestuario blanco sin tener ni idea de lo que pasa dentro.
Expulsión de Bale Expulsión de Bale
Expulsión de Bale
Defensa Central Defensa Central

Gareth Bale fue expulsado en el minuto 47 de la segunda mitad tras responder a un empujón deJonathan Viera que no tuvo el mismo castigo para el futbolista canario. El doble rasero de Fernández Borbalán marcó el partido e ‘incendió’ al Santiago Bernabéu. El colegiado del partido le sacó la cartulina roja al galés y dejó al Real Madrid con 10 hombres en el césped “merecidamente y sin justificación” para los intereses de la caverna culé y de Don Balón.

El propio periódico digital acusa a Gareth Bale de enfrentarse con medio vestuario, tras el partido, y de ir de “sobrado” tras la expulsión que condicionó claramente el encuentro ante la UD Las Palmas. También con Cristiano Ronaldo al que quieren enfrentar sea como sea. El galés, nada más lejos que la realidad, pidió perdón a la afición y espetó que Fernández Borbalán no tuvo el mismo criterio con el jugador canario, un hecho del que el de Cardiff no puede tener más razón: "no creo que la acción sea para que me saque la roja. Me sacó amarilla por la falta, pero luego me empujan, así que lo hago es devolver el empujón". Aunque eso sí, el jugador asumió su equivocación y aclaró que quería "pedir perdón al equipo, al entrenador y a la afición. Espero aprender de los errores", comentó ante las cámaras de RMTV.

El propio míster del equipo, Zinedine Zidane, también le defendió en la sala de prensa del Santiago Bernabéu al término del encuentro: “Él ha pedido perdón, esto puede pasar y ya está. Es un hecho del encuentro, no se puede cambiar. Con 10 hemos pasado del 1-3 al 3-3, tenemos que cambiar el chip en algunos momentos del partido. Ahora no podemos estar contentos de lo que estamos haciendo pero sé que esto lo vamos a cambiar. Queda mucho por delante”, explicó Zizou.

La caverna ‘pasa’ de la actuación arbitral

Don Balón obvia completamente la actuación arbitral de Fernández Borbalán que fue ‘adiestrado’ al Santiago Bernabéu y con la lección muy bien aprendida. El propio medio acusa al galés sin pruebas de enfrentarse al vestuario y queda realmente retratado cuando le preguntaron en la zona mixta sobre la acción polémica del encuentro y mostró respeto a su vez que arrepentimiento. La caverna sólo busca “carnaza” y le desea todo el mal posible al Real Madrid.

Se llevaron un alegrón al ver que la UD Las Palmas jugó realmente un muy buen partido en Chamartín (cosa que no hizo en el Camp Nou, y de la cual se desconocen los motivos) y disfrutaron del pinchazo blanco como el que más. La alegría va por barrios y en la Liga habrá que ir “partido a partido”. El traspié merengue dice mucho de la competitividad que tiene el campeonato y el choque ante el Éibar en Ipurua se ha convertido en toda una final. Al igual que el choque del Barcelona ante el Celta o el partido que aún no ha disputado el Sevilla ante el Athletic. Mucha tela por cortar.

No le faltó el respeto a nadie

Gareth Bale vio la tarjeta roja y se perderá el próximo (y trascendental) partido ante el conjunto eibarrés en Ipurua del sábado. El galés perdió los papeles, sí, pero no fue el único en merecer la expulsión en esa jugada. Jamás había protagonizado una acción así y el de Cardiff es un hombre agradecido con la afición que siempre se queda a aplaudir a los suyos al final de los partidos. Un ‘borrón’ con una mancha negra en su inmaculado historial del que se caracteriza por el respeto que le tiene a sus compañeros de profesión tanto dentro como fuera del campo. Ni enInglaterra, ni en los años que lleva en España había sido el protagonista en una jugada similar. Le ‘picaron’ y le encontraron, está arrepentido y no hay que darle más vueltas al asunto. La caverna vuelve a ‘hurgar’ en la herida y a demostrar su complejo de inferioridad incluso yendo por delante en la tabla clasificatoria. Gareth Bale no faltó el respeto a nadie y tampoco tuvo enfrentamiento con sus compañeros de vestuario, es más, les pidió perdón por la acción y rápidamente se puso a pensar en el vital encuentro de la próxima semana en Nápoles que decidirá el futuro del equipo en Europa.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información