Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La idea que ronda la cabeza de James tras los últimos partidos

  • El colombiano ha cambiado radicalmente de opinión en dos meses
Zidane habla con James durante un partido de Champions Zidane habla con James durante un partido de Champions
James ahora se plantea continuar muchos años en el club
Jaime de Carlos Jaime de Carlos

2017 ha traído al madridismo un James Rodríguez totalmente renovado. El colombiano ha cambiado totalmente de actitud en los dos últimos meses y ha pasado de plantearse dejar el club blanco a estar cada vez más seguro de que su deseo y su ilusión es pasar los próximos años defendiendo sus colores. De hecho, ahora la posibilidad de renovar su contrato para prolongarlo no es una utopía...

El panorama no puede ser más distinto ahora que el que protagonizó el centrocampista hace poco más de dos meses y medio. El pasado mes de diciembre James sorprendió a todo el mundo en plena celebración del Mundial de Clubes al asegurar que tenía ofertas sobre la mesa y que iba a emplear las vacaciones navideñas para pensar en su futuro. De hecho, no descartó aceptar alguna de manera inmediata y solicitar su marcha en el mercado invernal. Algo que en el club no gustó, toda vez que el equipo acababa de ganar un título y no parecía el momento idóneo para exponer esta opinión.

Así el colombiano se fue de vacaciones con la intención de reflexionar y madurar su futuro. Pero poco a poco su entorno y el propio Real Madrid le hicieron ver el error que podría suponer dejar ya el conjunto merengue. No en vano, en Concha Espina nadie se planteaba hacer una transferencia de este calado en pleno mes de enero, toda vez que debía cumplir la sanción impuesta por la FIFA en el mercado invernal. Zidane tenía muy claro que no podía debilitar la plantilla a mitad de temporada y que ninguna oferta iba a poder sacar al futbolista con los objetivos aún por cumplir.

En consecuencia, poco a poco James se fue quitando esta idea de la cabeza y su agente Jorge Mendes confirmó antes del cierre de mercado que no habría ningún cambio en la situación del futbolista. En este sentido influyó mucho una reunión que tuvo el cafetero con el técnico a su vuelta a Madrid tras las vacaciones. En ella el 'míster' le volvió a dejar clara su confianza y le pidió que hiciera el esfuerzo de quedarse. Con ello buscaba su compromiso y para convencerle le dio la titularidad en el primer partido del año ante el Sevilla en la Copa del Rey.

Un comienzo de 2017 muy positivo

Y lo cierto es que el '10' respondió de la mejor manera, pues fue el jugador más destacado del partido al anotar dos goles y dejar casi sentenciado el pase para los cuartos de final gracias al 3-0 final. Así que todo pintaba de maravilla para James en este inicio de 2017, pero pronto le sobrevino una lesión muscular que se le acabó complicando y que le tuvo algo más de un mes de baja. Se frenó de esta forma su evidente crecimiento, por lo que en febrero el jugador tuvo que volver a empezar de cero. Y lo cierto es que en estas últimas semanas lo ha ido haciendo poco a poco y con paciencia, pues en los últimos 7 partidos ha sido titular en 3 de ellos y ha tenido 265 minutos de juego.

Se trata de una situación que dista de ser la mejor para el futbolista, pero que al menos ha reforzado su compromiso con el Real Madrid. De hecho, James Rodríguez aseguró el pasado fin de semana que está encantado de formar parte del mejor club del mundo y que está decidido a quedarse muchos años en él. "Quiero estar aquí siempre" aseveró, aunque reconoció que en esta vida uno nunca puede tener algo claro con total seguridad. Aunque en su caso el cambio de discurso ha sido más que evidente y refleja que cada vez está más contento con el rol que le está dando Zinedine Zidane.

Incluso ahora el propio jugador y su familia no descartan negociar en los próximos meses la renovación de su contrato. Su contrato actual expira en tres años a razón de 7,7 millones de euros brutos por temporada, por lo que el Real Madrid podría estar dispuesto a aumentarle estos emolumentos y ampliarle dos o tres años más, de forma que pudiera plantearse una retirada como jugador merengue. Todo con el objetivo de que James encuentre la tranquilidad plena y se quite de la cabeza la posibilidad de marcharse a corto o medio plazo, ya que tanto Zidane como Florentino Pérez siempre han tenido claro que el colombiano es un fubolista que puede ser clave en los próximos años en todos los éxitos que se consigan.


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información