Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La importante decisión que tendrá que tomar James en julio

  • El futbolista colombiano podría tener que pasar por el quirófano para dejar atrás sus problemas en el hombro de una vez por todas.
James saluda en una concentración de Colombia James saluda en una concentración de Colombia
James Rodríguez
DefensaCentral DC2 DefensaCentral DC2

James Rodríguez se enfrenta a una decisión muy importante el próximo verano, más allá de la decisión sobre su futuro. El futbolista colombiano podría tener que pasar por el quirófano para dejar atrás de una vez por todas las molestias en su hombro izquierdo, que arrastra desde su lesión en Roma hace más de un año. En el encuentro ante Bolivia con su selección volvió a tener problemas...

"Ya vengo con el hombro así. Hace más de un año y medio que me está dando problemas, pero no es nada grave", aseguró James a Caracol TV tras las molestias sufridas en el encuentro ante Bolivia. Sin embargo, el futbolista del Real Madrid exageró. Por un lado, porque hace algo más de un año que sufrió la lesión, en el duelo de ida de octavos de final de la Liga de Campeones ante el Roma, en febrero de 2016; y por otro, porque es más grave de lo que él dice, lo sabe él y lo saben los doctores.

Y es que el 'síndrome de hombro inestable' que padece desde que se le salió el hombro en aquel encuentro en la capital italiana le sigue causando dolores, algo que volvió a notar hace un par de días en el choque entre Colombia y Bolivia disputado en Barranquilla. No es la primera vez que siente estas molestias, que le limitan a la hora de trabajar y que en el club blanco consideran un estorbo a su rendimiento.

Una decisión desacertada

El pasado verano, mientras jugadores como Keylor Navas o Danilo renunciaban a la Copa América Centenario para operarse de respectivas dolencias y recuperarse de cara a la nueva temporada, James optó por acudir a la competición sudamericana con el fin de intentar coronar a su país. Para ello, en lugar de operarse se inclinó por un tratamiento conservador que no ha dado los frutos esperados, hasta el punto de que no se descarta una intervención el próximo verano.

Cada partido que James juega, corre el riesgo de ver agravada su lesión y perderse lo que resta de la temporada. Y quién sabe hasta qué punto la situación del colombiano y la decisión que tomó el verano pasado está influyendo en el hecho de que Zidane esté contando con él menos de lo esperado. A final de temporada se verá cuál es la determinación que toma el futbolista, pero es probable que el quirófano sea la mejor solución para arreglar un problema que se está alargando demasiado.

Si eso sucede, su futuro será un asunto complicado en el caso de que quiera buscar una salida del Real Madrid, como se viene diciendo. Y es que no muchos equipos arriesgarían fichando a un futbolista recién intervenido. El club blanco está muy tranquilo, pase lo que pase, ya que por un lado no tiene intención de vender al futbolista colombiano y por otro considera que si él quiere marcharse pierde más el propio futbolista que el club, donde ya ha quedado demostrado que nadie es imprescindible.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información