Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Zidane tiene claro el camino a seguir con Isco

  • El entrenador del Real Madrid hará todo lo posible para que el malagueño se sienta querido y renueve su contrato.
Isco, gol Isco, gol
Isco Alarcón
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, tiene muy claro qué es lo que debe hacer para que Isco Alarcón renueve su contrato con el club blanco. Y está dispuesto a hacerlo en la medida de lo posible. El malagueño ha pedido tiempo para estudiar la oferta que tiene sobre la mesa y decidir si renueva o no en base al protagonismo que tenga. Zidane piensa darle muchos minutos.

Isco es uno de los jugadores preferidos de Zidane en el Real Madrid. Es un hecho. Sin embargo, el entrenador francés tiene problemas para ponerlo en el once titular debido a que no puede prescindir de ningún otro de los jugadores del centro del campo para dotar de equilibrio al equipo con la presencia de la BBC. No es un 'problema' en términos de equipo, pero sí lo es para que jugadores como James o el propio Isco puedan entrar más en juego de lo que suelen hacerlo.

Sin embargo, el entrenador francés hará encaje de bolillos en la medida de lo posible para que el malagueño se sienta importante en los compromisos que restan de aquí a final de temporada. Intentará darle varios encuentros en el once y apostará por él en las segundas partes siempre que pueda hacerlo, con el objetivo de que se convenza de que es un futbolista querido, que cuenta mucho y que si renueva no será para chupar banquillo, sino para seguir siendo un jugador importante.

Si las cosas se tuercen, también se conoce el camino

A pesar de todo, si Zidane apuesta por hacer todo lo posible para que Isco se quede (aun a riesgo de que puedan tomar la decisión de marcharse otros jugadores como James o Morata) y el malagueño finalmente rechaza la oferta en cuestión, tanto el entrenador como el club saben también cuál será el camino a seguir. Llegados a ese término, el club blanco no aguantaría al malagueño el año que le queda y le traspasaría este mismo verano, incluyendo una cláusula económica en la operación con su nuevo club para intentar evitar que acabe en el Barcelona, como ya se hizo con Özil o Di María.

Si las cosas se pusieran todavía más feas y el jugador se negara a marcharse en verano, se pasaría el año completamente en blanco antes de marcharse gratis. El Real Madrid no piensa poner las cosas fáciles. Por las buenas, el club blanco puede conseguir que Isco consiga sus objetivos personales: tener minutos en un equipo grande, un sueldo importante y opciones de estar en el Mundial. Por las malas, puede perder todo eso al menos durante un año. La decisión está en las manos del futbolista malagueño. El United ya siguió esta misma táctica con De Gea y consiguió su objetivo.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información