Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ramos salvó el culo a Piqué en Gijón…¡y el culé le apuñala ahora!

  • Según apunta 'ECD', la selección no hizo noche en Gijón 'gracias' al jugador culé.
Piqué y Sergio Ramos cara a cara Piqué y Sergio Ramos cara a cara
Ramos y Piqué
Rubén Gómez Rubén Gómez

Después de sus últimas y vomitivas declaraciones sobre el Real Madrid ha quedado bastante claro que un madridista no puede (o no debería) tener como amigo a Piqué.

El culé ha pasado de ser el bufoncete gracioso a tomar un discurso que supera la raya de lo deportivo, ha calumniado al club más importante del mundo y se ha metido con la dignidad de un país como España. Motivos más que suficientes para, como poco, retirarle la palabra cuando te toque compartir vestuario con él si eres jugador del Real Madrid.

Y es que Piqué parece haber olvidado el favor que Sergio Ramos, capitán de esa institución que tanto odia y a la que desprecia llamada Real Madrid, y también de la selección española, le hizo antes del partido disputado en Gijón por la ‘roja’ ante Israel. El asunto tiene su miga y deja bien claro que Piqué va a su rollo y no tiene el más mínimo interés en llevarse bien con los madridistas, todo lo contrario a lo que él mismo intenta vendernos.

Resulta que ‘El Confidencial Digital’ desvela que Piqué y Ramos hablaron con el seleccionador de España, Lopetegui, para que la selección no se quedara a hacer noche en Gijón después del partido ante Israel, algo muy normal en otros partidos que se han jugado, el pernoctar en la ciudad española en la que se juega.

La razón, siempre según esta información, es que a Piqué todavía le dolía la forma en la que tuvo que salir de una discoteca de Gijón en el año 2015 después de un partido que España jugó ante Eslovaquia. El catalán fue pitado durante el partido, algo que se ha convertido en un clásico cada vez que se enfunda la camiseta nacional por sus bravuconadas y tonterías, pero esa ‘depresión’ no le impidió salir a cenar con varios compañeros y, a la finalización de la comida, marcharse a una discoteca.

La noche se le hizo especialmente larga a Piqué y, mientras el resto de compañeros abandonaron la discoteca de forma discreta (Ramos, De Gea, Pedro, Silva, Cesc y Juanfran), el jugador del Barcelona lo hizo con unos visibles gestos de estar bebido. La gente que estaba fuera de la discoteca no despidió precisamente de buenas maneras a Piqué y se escuchó algún grito de  ‘borracho’, ‘borracho’. Una despedida que, según ECD, no gustó a los jugadores y, por eso, decidieron no  hacer noche en Gijón en esta ocasión. 


Así salió Piqué a las 6 de la mañana de una discoteca de Gijón en 2015


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información