Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La gran preocupación que tiene Zidane

  • El técnico galo tiene una gran preocupación en mente de cara al Derbi, Clásico y partidos ante el Bayern de Múnich en Europa.
Zidane en Leganés Zidane en Leganés
Zidane en Leganés
Manuel Calero Manuel Calero

El técnico marsellés volvió a quedar descontento de la defensa en Butarque. En un partido completamente controlado (0-3) se encajaron, nuevamente, 2 goles de forma consecutiva en una desconexión del equipo. Es su gran punto a corregir.

Otra vez dos goles seguidos en apenas tres minutos. Ya son ocho partidos encajando por partida doble. Hacerle un gol al Real Madrid, últimamente, significa hacerlo dos veces de forma consecutiva. Algo a tener en cuenta debido al carrusel de partidos trascendentales que están por venir.

Los de Garitano, con 0-3 y en claro declive, buscaron remontar y anotaron en el 32’ y en el 35’ para recortar distancias en el encuentro. Una situación que ya se repitió en otros partidos en un lapso de tiempo inferior a diez minutos.

Éxito y desastre, a partes iguales

Ante el Deportivo de La Coruña, en la famosa remontada de Ramos, el Madrid encajó dos goles en dos minutos (63’ y 65’) es el tiempo récord de desconexión de los blancos. En ocho minutos (44’ y 52’) casi se pierde la final del Mundial de Clubes ante el Kashima Antlers, algo que sí que sucedió en el Sánchez Pizjuán para terminar con la racha del Madrid de Zidane en apenas siete minutos (85’ y 92’). También se pagó cara la desconexión en la Copa del Rey ante el Celta de Vigo en seis minutos (64’ y 70’) en el Bernabéu. Al igual que ante el Valencia en Mestalla (4’ y 9’). Partidos que valen títulos y desconexiones que han costado puntos.

El caso de éxito, a pesar de ello, es alto debido a la posterior reacción madridista. Contra el Villarreal, remontando en La Cerámica se encajó en el 50’ y 56’. En el Bernabéu, con todo perdido, ante Las Palmas en el 56’ y 59’ se tuvo la relajación y sumado a la victoria en Leganés que pudo irse al ‘garete’ en apenas tres minutos de desconexión.

Zidane quiere hacer olvidar el ‘click’ y traducirlo en un rendimiento óptimo a lo largo de todo el encuentro. Mentalizados en golear si es necesario y en no encajar goles. Es su gran talón de Aquiles y espera solucionarlo en lo que resta de temporada.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información