Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El dato que tranquiliza al madridismo de cara al derbi europeo

  • El Real Madrid no conoce la derrota en casa en Europa desde hace más de dos años, y sólo ha perdido dos partidos desde 2010.
Real Madrid, Nápoles Real Madrid, Nápoles
Real Madrid - Nápoles FOTO: Getty Images
DefensaCentral DC2 DefensaCentral DC2

El Real Madrid ha demostrado sobradamente que en Europa es otra historia. El club blanco suele tener mucha más solvencia en competición continental que en Liga, y así se ha probado en los últimos años. Y es que los blancos hace más de dos años que no conocen la derrota en el Santiago Bernabéu en Liga de Campeones, mientras que sólo han perdido dos partidos desde 2010. Casi nada.

El derbi europeo tiene al madridismo expectante. La afición merengue sabe que el Atlético es en la actualidad uno de los huesos más duros de roer de Europa. Por eso es necesario conseguir un buen resultado este martes en el Bernabéu antes de encarar el choque de vuelta a domicilio. Sea como sea, los antecedentes en casa del Real Madrid en Europa tranquilizan al madridismo, que sabe que el equipo casi nunca falla a su afición cuando estamos hablando de la Liga de Campeones.

Hace más de dos años que nadie gana en el Bernabéu en Europa, concretamente desde que lo hizo en cuartos de final de la Champions de 2015 el Schalke 04. Los alemanes aprovecharon la relajación del Real Madrid, que traía un 0-2 de Alemania, para entrar en la historia reciente del club blanco. Los merengues pasaron de ronda, pero cayeron por 3-4 y se quedaron a sólo un gol de ser eliminados. Desde entonces, no ha vuelto a haber derrotas para el equipo madridista (si no contamos la eliminatoria ante el Bayern, en la que se remontó un 1-2 en la prórroga).

Antes de eso, el Real Madrid conocía una sola derrota en casa desde 2010: fue a manos del FC Barcelona en semifinales de la temporada 2010-11. Los culés se impusieron por 0-2 en el Bernabéu, sellando prácticamente su clasificación tras una polémica expulsión de Pepe que el madridismo no olvidará nunca. De este modo, la fiabilidad local del equipo blanco en Europa hace que haya cierta tranquilidad, a pesar de la evidente tensión: son unas semifinales de Champions y enfrente hay un rival de mucha altura.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información