Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La polémica que se han inventado con Cristiano de protagonista

  • El portugués pidió al madridismo que no le pite tras hacer su tercer gol al Atlético
Cristiano, gol, Atlético Cristiano, gol, Atlético
Cristiano Ronaldo FOTO: Getty Images
DefensaCentral DC2 DefensaCentral DC2

Cristiano Ronaldo fue el protagonista absoluto del derbi de Champions de este martes, con un hat trick que pone al Real Madrid a un paso de la final de Cardiff. El portugués, sin embargo, ha sido noticia también por un gesto con el que algunos han intentado empañar la gran victoria madridista.

Tras marcar su tercer gol ante el Atlético, Cristiano Ronaldo se dirigió a la grada e hizo una serie de gestos que no pasaron desapercibidos. Primero hizo el gesto de silbar, negó con el dedo índice y luego aplaudió. Un mensaje claro a la afición: nada de pitos, hay que aplaudir al equipo y particularmente a él.

El futbolista portugués se ha ganado siempre el perdón del madridismo cada vez que se ha enfrentado con la grada. El Santiago Bernabéu es muy exigente y ha pitado en varias ocasiones al jugador luso, algo que no se entiende teniendo en cuenta sus números. Las cosas pueden salir bien o mal, pero a Cristiano no se le debería pitar nunca. Y así lo pidió el portugués, consciente de que en los últimos tres partidos ha dejado al Madrid a las puertas de otra final gracias a sus goles.

El delantero ya se reivindicó hace unas semanas ante el Bayern, pidiendo callar a los que le pitaban tras hacer uno de sus goles ante el equipo alemán. Cristiano ha dicho ya en varias ocasiones que siempre da lo mejor de sí, y que lo único que desea es que no le piten los aficionados. Se lo ha ganado por derecho. Sus tres goles ante el Atlético vuelven a confirmarlo y el madridismo entendió perfectamente su petición, aunque algunos hayan intentado empañar la gran victoria merengue insistiendo en este asunto.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información