Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mourinho vuelve a acordarse, para mal, del R.Madrid

  • Tras eliminar al Celta, el portugués fue preguntado sobre el día que más sufrió en el banquillo, y fue en un partido del Madrid
Montaje de Mourinho y escudo Madrid Montaje de Mourinho y escudo Madrid
Mourinho aplaudiendo FOTO: DC
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

José Mourinho está en otra final europea, en esta ocasión en la Europa League y no fue sencillo el pase. Al Manchester United le costó eliminar al Celta y el portugués reconoció que no fue la eliminatoria donde más sufrió, curiosamente se acordó de una con el Real Madrid en Champions frente al Bayern.

Haber pasado por el Real Madrid siempre deja en la memoria momentos inolvidables tanto para bien como para mal. En este sentido, uno de los entrenadores que cambió la dinámica del club en Europa, ha recordado uno de esos partidos dirigiendo al Real Madrid como el día que más sufrió en un terreno de juego.

Se trata de José Mourinho, el portugués acaba de clasificar al Manchester United para la final de la Europa League tras eliminar al Celta de Vigo. Mourinho es todo un experto en finales y en Europa ha vivido auténticas montañas rusas de emociones. Dentro de la dificultad que supuso eliminar al Celta, tras el partido fue preguntado si había sido el día que más había sufrido como entrenador. Ante esto, afirmó que: "He tenido de todo, bueno y malo".

En lo malo aparece el Real Madrid, con la semifinal de abril de 2012 contra el Bayern Múnich. Aquella fatídica tanda de penaltis donde, como recuerda el propio Mourinho ya en tono de broma: "Cristiano, Sergio Ramos y Kaká fallaron los penaltis". Aquella noche sigue muy presente en la memoria del portugués, al igual que en la de muchos madridistas.

Por contra también recordó la noche en la que también sufrió en el banquillo pero que acabó con final feliz. Fue en la ya famosa 'noche de los aspersores' en el Camp Nou en la semifinal de 2010 entre el Barcelona y el Inter de Milán. Aquel partido que el conjunto italiano, con un jugador menos gran parte del partido, consiguió solventar dejando apeados a los culés y donde la esperpéntica imagen de los aspersores en plena fiesta interista dejaron claros los valores culés.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información