Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El antimadridismo de Guardiola le deja en ridículo

  • Acusa al Real Madrid de gastarse 45 millones en Vinicius pero él se ha gastado más de 200 millones para no ganar nada
Guardiola llorón Guardiola llorón
Pep Guardiola en el banquillo
Carlos Muñoz Carlos Muñoz

Pep Guardiola sigue destilando antimadridismo cada vez que tiene la ocasión y la última ha sido con el reciente fichaje de Vinicius por el Real Madrid. Alegó que el mercado está como está porque ha pagado 45 millones por un jugador, lo que pasa que él ha gastado cinco veces más y se ha quedado como la camiseta del Real Madrid, blanco.

Cada movimiento que haga el Real Madrid en el mercado de traspasos es mirado con lupa por todos los clubes del mundo y por consiguiente sus entrenadores. Hay uno que tiene especial resentimiento hacia el Madrid, ya que Pep Guardiola, como culé, aprovecha cada vez que puede para tirar su dardo envenenado al eterno rival.

La última del de Santpedor ha sido en relación al fichaje de Vinicius, donde afirmó que: "Fichar no es fácil. El Real Madrid ha comprado a un jugador de 16 años por 46 millones. Podéis imaginar como está el mercado". Estas palabras vienen de la boca del entrenador de un equipo que se ha gastado más de 200 millones en fichajes para no ganar nada esta temporada. Guardiola parece que quiere desvincularse de las políticas de fichajes que priman la cartera, pero desde que abandonó el Barça, donde se le llenaba la boca de hablar de cantera, no ha hecho otra cosa que gastar y gastar para volver a fracasar. Le pasó en sus tres años en el banquillo del Bayern Múnich, al que llegó con un cheque en blanco para fichar lo que quisiera y se gastó un total de 203 millones en esos tres años para terminar ganado dos Bundesligas y dos Copas Alemanas.

Pero es que la apuesta ha subido y de que forma en el Manchester City, un club que tiene el dinero por castigo y eso a Guardiola le gusta, porque sólo en su primer año como técnico citizen, se ha gastado la friolera cantidad de 214,8 millones en fichajes como Stones, Sané, Gabriel Jesús, Bravo, Gundogan o Nolito entre otros. Tanto Sané como Gabriel Jesús llegaron al City con 21 y 20 años, Vinicius llegará al Real Madrid con 19 por lo que la diferencia no es muy sustancial, pero desde luego quién no debe dar lecciones de fichajes es un hombre que se ha gastado lo que se ha gastado para terminar haciendo el ridículo, otro más, tanto en liga como en Champions.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información