Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Los tres grandes motivos del enfado de Cristiano

  • España, el Bernabéu y el club, 'culpables' del "enfado" de Cristiano, según el subdirector del Diario portugués ABola.
Cristiano - ABola Cristiano - ABola
Cristiano Ronaldo
Rubén Gómez Rubén Gómez

José Manuel Delgado es el subdirector del Diario ABola, el periódico portugués que destapó el brutal enfado de Cristiano Ronaldo y su deseo de marcharse de España. En declaraciones para la SER, Delgado ha reconocido que el portugués está "enfadado con el país" y que, además, este calentón viene producido por los pitos del Bernabéu y no por cuestiones económicas. 

El enfado de Cristiano es con España

"Cristiano no está enfadado con el Real Madrid, está enfadado con España. El problema no es el salario ni las primas, los problemas vienen de los derechos de imagen. El abogado del portugués dice que cuando jugaba en el Manchester United, Cristiano pagaba un 15% de derechos de imagen. En España, Cristiano pasó a pagar el 20%. Su enfado viene de que entiende que no debía haber sido tratado como un delincuente, haber sido tratado de esta forma". 

Pitos del Bernabéu y apoyo del club

"Es cierto que en fútbol lo que hoy es verdad mañana es mentira. Pero en este momento el enfado es real, la voluntad de salir del Madrid es real. El enfado de Cristiano viene de los pitos del Bernabéu, el apoyo que siente que no tiene por parte del club. En este momento para Cristiano el problema no es el dinero, sino es algo más, es algo que pasó y hace que Cristiano tenga la voluntad no solo de irse del Real Madrid, sino de España". 

Trato del Real Madrid con sus estrellas

"La historia del Real Madrid con sus grandes figuras no es buena. Los casos de Raúl e Iker Casillas no salieron bien. Al Madrid le falta inteligencia emocional para tratar con sus estrellas. El club tiene aquí una deficiencia, no está al nivel del mejor club del siglo XX". 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información