Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El pensamiento del vestuario blanco tras el 5-1 al Barça

  • ¿Qué piensan los jugadores después del baño que le dieron al Barcelona en la Supercopa de España?
Real Madrid, Barcelona, Supercopa de España, 2017 Real Madrid, Barcelona, Supercopa de España, 2017
El Real Madrid celebra la Supercopa de España FOTO: RealMadrid.com
Marta Hernando Marta Hernando

El vestuario del Real Madrid tiene un pensamiento unánime después del baño que le han dado al Barcelona en la Supercopa de España que ha servido, de paso, para espantar algunos fantasmas que les perseguían desde hace tiempo.

Los jugadores del Real Madrid creen que su descomunal Supercopa de España ante el Barcelona, al que han humillado en todos los aspectos del juego, sirve para dar un puñetazo en la mesa y para demostrar la calidad que hay en el equipo.

La plantilla recuerda que el año pasado por unos motivos u otros no pudieron ganar al Barcelona en los dos duelos oficiales, los de Liga, que hubo a lo largo de la temporada, pero la Supercopa de España ha servido para voltear por completo la situación.

Además, los hombres de Zinedine Zidane han sido capaces de ganar dos veces al Barcelona y sobreponiéndose a los descarados atracos arbitrales que se han convertido ya en una norma no escrita en los últimos años en los Clásicos.

Son ya demasiadas las ayudas arbitrales que está teniendo el Barcelona en los Clásicos, pero ahora los jugadores del Real Madrid han sido capaces de superarlas para sumar victoria tras victoria.

Es por eso que los jugadores del Real Madrid se sienten capacitados de afrontar una nueva Liga en la que el objetivo es seguir el camino que se inició hace menos de dos años con Zidane al mando de las operaciones.

Este domingo arranca la Liga y el contador se pone a cero, pero el vestuario del Real Madrid está preparado para todo y se siente con confianza de superar cualquier muro que se le ponga por delante.

HASTA EN CATALUÑA SE RINDIERON A LOS PIES DEL REAL MADRID
El Real Madrid provoca alegrías en sus aficionados y apagones en los rivales. Concretamente en los televisores de los aficionados rivales como ocurrió con los del Barcelona quiénes decidieron no ver como su equipo caía estrepitosamente. La cadena de televisión catalana TV3 perdió hasta un 25% de audiencia.

El miércoles el gesto más repetido en las casas de Cataluña era el de apagar el televisor o directamente cambiar de canal. Era mejor no seguir viendo la humillación a la que estaba siendo sometido el Barcelona por parte del Real Madrid y evidentemente eso se vio reflejado en las audiencias.

Concretamente en la cadena de televisión catalana TV3, que llegó a perder hasta un 25% de audiencia con respecto al partido de ida en el Camp Nou. Una muestra evidente de que los aficionados culés no están con el equipo y mucho menos con la junta directiva. Las cifras son claras y es que TV3 congregó a una media de poco más de medio millón de espectadores, con una cuota de pantalla del 27,7%, es decir, casi 200.000 personas menos que el partido de ida (un 25%), traducido en 4,6 puntos menos de share en relación al primer partido.

Por su parte Telecinco, la encargada de retransmitirlo a nivel nacional, registró una audiencia tremenda con una media de poco más de siete millones de espectadores. Aumentó en tres puntos su cuota de pantalla, lo que se traduce en poco más de 200.000 nuevos espectadores con un share del 49,8% con respecto a la ida en el Camp Nou. Datos que demuestran que en Barcelona prefieren apagar el televisor, hacer como que nada ha ocurrido y preferir no ver la cruda realidad.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información