Ir a versión clásica Ir a versión móvil
16 septiembre 2017

La vergüenza antimadridista en el nuevo campo del Atlético

  • La afición colchonera ha pisoteado y ensuciado la placa de Hugo Sánchez en el Wanda Metropolitano
atletico atletico
Atlético de Madrid
Pablo Ruiz Pablo Ruiz

El nuevo estadio del Atlético de Madrid, el Wanda Metropolitano, ya ha abierto sus puertas, y lo ha hecho haciendo un ridículo mayúsculo. Pero por si lo de la bandera fuera poco, los aficionados colchoneros han vuelto a demostrar su falta de señorío al ensuciar y pisotear una placa en la que luce el nombre del icono del club.

En las afueras del Estadio Wanda Metropolitano se encuentra el paseo de las leyendas del club, porque estrellas nunca han tenidl.

El nombre del mexicano Hugo Sánchez, elegido como ícono del club, 'luce' en una placa, pero los colchoneros se han mostrado molestos con esta elección, pues consideran que el delantero azteca les traicinó al irse al Real Madrid.

La placa está sucia, con pegatinas enganchadas y llena de tierra, pues los colchoneros que pasan por la zona se dedican a pisarla y ensuciarla en señal de protesta y reprobación. 

Lo de la bandera ya se ha hecho viral, y es que sólo el Atlético de Madrid es capaz de alzar la bandera del revés a un día del estreno.

 

La etapa de Hugo Sánchez en el Atlético y sus triunfos con el Real Madrid

Fue traspasado al Club Atlético de Madrid en 1981. Debutó el 19 de agosto enfrentando al Liverpool en un encuentro amistoso que ganó el Atlético 2-1.

Debutó con su nuevo club en la Primera división española el 19 de septiembre de 1981 en el partido Atlético 2:0 Athletic Club en el Estadio Vicente Calderón. Su primer gol en la Liga Española, lo anota el 30 de noviembre de 1981 al convertir el 1-0 definitivo sobre el Hércules de Alicante.

Con este equipo obtuvo en la temporada 1984/85 el título de máximo goleador (Pichichi) al marcar 19 goles. Esa misma temporada, Hugo Sánchez consigue con su equipo una Copa del Rey, anotando los dos goles de la victoria sobre el Athletic Club el 30 de junio de 1985, además del subcampeonato de liga. Con el Atlético disputa 111 partidos de liga y marca 54 goles.

Real Madrid

El 15 de julio de 1985, en el Estadio Olímpico Universitario, firma el contrato que lo liga con el Real Madrid. Ramón Mendoza y Guillermo Aguilar Álvarez Mazarrasa pactan el acuerdo luego que la directiva colchonera triangulara la negociación vía los Pumas de la UNAM, para evitar molestias de su afición.

Debutó con el Real Madrid Club de Fútbol en liga el 1 de septiembre de 1985 ante el Betis en partido celebrado en Sevilla. Sin embargo, su debut resulta agridulce, pues, aunque marca su primer gol con la casaca blanca y ayudó a la victoria 2-1 del cuadro merengue, fue expulsado por protestar al juez Urizar Azplitarte.

En esa misma temporada, colabora con dos goles en la remontada 5-1 del juego de vuelta de las semifinales de la Copa UEFA (la ida se había perdido 3-1) y posteriormente anotaría uno en la ida de la final contra el F. C. Colonia (triunfo 5-1), resultado irreversible en la vuelta el 14 de mayo, con lo cual obtiene su primer título internacional con el Real Madrid. Días más tarde, el 20 de mayo, logra el Pichichi como máximo goleador de la liga por segunda vez y primera con los madridistas.

El 10 de abril de 1988, anota su gol más memorable ante el Logroñés, con una chilena espectacular, la cual provoca que se agiten pañuelos blancos en todo el Estadio Santiago Bernabéu.

En la temporada 1989-90, alcanza su más alto nivel junto con el club, que impone la marca de 107 goles en una temporada. Por su cuenta, Hugo consigue también la Bota de Oro como máximo goleador de liga en Europa y además empata el récord de Telmo Zarra de más goles anotados en una temporada con 38. Su máxima cuota de goles en España, la consigue dentro de la ronda de octavos de final de la Copa de Campeones de Europa 1990-91, anotando 4 goles en la goleada 9-1 sobre el FC Swarovski Tirol.

El 21 de marzo de 1992, jornada 27, juega su último partido oficial con el Real Madrid en la victoria 1-0 ante el Deportivo La Coruña en el Bernabeu, el gol además fue suyo. Cuatro días antes había marcado su último gol en competición europea, en la Copa de la UEFA ante el Sigma Olomouc, victoria también por 1-0. En suma, durante su estancia en Real Madrid, obtiene los Pichichis de 1985/86 (22 goles), 1986/87 (34 goles), 1987/88 (29 goles) y 1989/90 (38 goles).

Con el equipo blanco, ganó cinco Ligas consecutivas (1985/86, 1986/87, 1987/88, 1988/89 y 1989/90), una Copa del Rey, tres Supercopas de España y una Copa de la UEFA. Con el Real Madrid, jugó siete temporadas, disputando 240 partidos de liga en los que marcó 164 goles. En su última temporada en el club, disputó muy pocos encuentros (solo ocho de liga) por causa de lesiones.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información