El Madrid buscará la paz tras la ‘guerra’

  • Los blancos necesitan ganar antes del nuevo parón de selecciones
cristiano, champions, dortmund, cristiano, champions, dortmund,
Cristiano celebra un gol
Alberto Marcos Alberto Marcos

Los compromisos internacionales regresarán el próximo fin de semana y por eso el Madrid tratará hoy de vencer al Espanyol para evitar durante un par de semanas las críticas y las malas sensaciones.

El irregular inicio de temporada que ha protagonizado el Real Madrid en Liga ha levantado ciertas críticas en algunos sectores y algunas voces discordantes ya incluso con los métodos de Zinedine Zidane. Sin embargo, los resultados en Champions League, con la reciente y flamante victoria ante el Borussia Dortmund en Alemania, le dan la razón al galo y deja claro que esto no ha hecho más que comenzar.

Pese a todo en Liga la situación es algo más complicada. Especialmente por los extraños tropiezos sufridos en el Santiago Bernabéu, donde el Real Madrid después de tres partidos no sabe todavía lo que es ganar. Primero empató ante el Valencia en un partido loco y más tarde hizo lo propio ante el Levante en un pinchazo con el que nadie contaba. El último compromiso liguero en casa se saldó con la derrota in extremis ante el Real Betis, por lo que los blancos saben que hoy no tienen otra opción distinta a la de vencer al Espanyol.

La tranquilidad

Un triunfo contra los pericos supondría un impulso balsámico de cara a las dos próximas semanas. Y es que el fin de semana siguiente la Liga volverá de nuevo a parar debido a los compromisos internacionales, y en el caso de que el Real Madrid no consiga vencer al Espanyol y se distancie todavía un poco más de la cabeza de la clasificación en el campeonato regular, esto haría que ese plazo de tiempo se convirtiera en algo interminable para el equipo ya que a buen seguro que las críticas lloverían sobre todos.

Por eso, los de Zidane esperan que a la cuarta vaya la vencida, más aún después de ver la exhibición que impartieron Bale y Cristiano Ronaldo en Dortmund, donde demostraron estar enchufados al repartirse entre ellos los tres goles de los blancos en el Signal Iduna Park. CR7 estará además como loco por volver a mojar en Liga y también por que la lucha por el Pichichi no se le marche en exceso ya que parte con una gran desventaja como consecuencia de la sanción que le impusieron en la ida de la Supercopa de España.

Un calendario agradable

El Real Madrid tiene además una gran opción en las próximas semanas para poder dar un gran salto en la competición regular. El calendario será, sobre el papel, bastante benévolo con los intereses de los blancos, que podrían aprovechar si todo marcha según lo previsto para comenzar a recortar puestos y posiciones con respecto a la cabeza de la clasificación.

Así, después de enfrentarse al Espanyol esta noche en el Bernabéu y del parón del próximo fin de semana por los compromisos internacionales, el calendario le tiene preparado un camino llano a los de Zidane. Primero, visitarán al recién ascendido Getafe en Butarque, mientras que después recibirán en el Santiago Bernabéu al Eibar.

Más tarde, ya en el último fin de semana de este mes de octubre el Real Madrid se verá las caras con otro recién ascendido como es el Girona en Montilivi y después será Las Palmas, que la temporada pasada es cierto consiguió arañar un empate (3-3), el que visitará el Bernabéu. Todo ello puede ser una gran preparación y rodaje para el derbi madrileño que se celebrará posteriormente ante el Atlético y el Real Madrid en el que será el primer choque entre ambos conjuntos en el Wanda Metropolitano.

Por lo tanto, el encuentro de esta noche ante el Espanyol puede suponer para el Real Madrid algo más que un simple partido de tres puntos, ya que puede convertirse en un punto de inflexión para tomar carrerilla en la Liga.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL
REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL