La llamada que pudo cambiar el futuro de Isco

  • Pochettino llamó a Isco para ficharlo en 2016
Isco Alarcón Isco Alarcón
Isco saluda a la grada del Bernabéu
Miguel Ángel Díaz Miguel Ángel Díaz

Mauricio Pochettino e Isco Alarcón se verán las caras el próximo martes en el Santiago Bernabéu. Y lo harán, según asegura Marca, después de que el técnico argentino intentara fichar al malagueño en el verano de 2016. Pochettino quiso aprovecharse de la suplencia de Isco en la final de Milán para lograr un fichaje que finalmente fue imposible. Isco decidió seguir en el Real Madrid. Sin duda, tomó la mejor decisión de su vida.

No fue un verano sencillo para el andaluz. Fue suplente en la final de Milan, Zidane apostó por la ‘BBC’ y, para colmo, se quedó fuera de la lista de Vicente del Bosque para la Eurocopa de Francia. Isco se planteó su futuro, sopesó todas las opciones y escuchó a muchas personas. Pochettino lo intentó pero no tuvo el éxito esperado.

Sin intermediarios, el técnico del Tottenham levantó el teléfono y llamó personalmente al centrocampista del Arroyo de la Miel. Fue una llamada de cortería, de simple toma de contacto para saber por dónde respiraba el futbolista del Madrid. Isco fue muy amable, le dejó caer que podría salir del Madrid pero que, en el caso de hacerlo, clubes como el Manchester United, el City o el Chelsea serían su verdadera prioridad. El Tottenham no podía aspirar a lograr un fichaje de semejante calado.

Pero Isco aguantó y decidió seguir en el Real Madrid. No se equivocó. Le costó unos meses más pero Zidane apostó definitivamente por él. Con el cambio de sistema, con el paso a un 4-4-2 que ha posibilitado ver la mejor versión del conjunto madridista, Isco Alarcón es ya uno de los líderes del campeón de Europa. Aquella llamada de Pochettino quedó en nada, afortunadamente para los madridistas.

El crecimiento de Isco en cifras

Isco se ha ganado la confianza de Zidane a base de exhibiciones. Como suele decir Lopetegui, Isco ha pasado de ser un buen jugador a ser un jugador importante.

‘MagIsco’ maravilla en cada partido al mundo del fútbol, y su situación en el Real Madrid ha dado un giro de 180 grados.

El curso pasado, a estas alturas, el malagueño había disputado 600 minutos menos entre todas las competiciones.

Tras la lesión de Bale, Isco se convirtió en un fijo para Zidane a finales de la temporada pasada, e incluso le dio la titularidad en la final de Cardiff.

Un final de curso excelso, y un inicio de la presente campaña espectacular, han hecho de Isco un jugador indiscutible para el entrenador francés y un ídolo para la afición madridista.

De los doce partidos disputados hasta el momento, Isco ha sido titular en diez. Únicamente en la ida de la Supercopa de España frente al FC Barcelona y ante el Levante en el Santiago Bernabéu fue suplente. Así pues, el malagueño acumula 790 minutos, 600 más que el curso pasado.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL