El Real Madrid, un punto y poca pegada

  • El equipo blanco no pudo pasar del empate ante el Tottenham en el Bernabéu.
Cristiano Ronaldo Cristiano Ronaldo
Gol de Cristiano

La trayectoria con la que se presentaba el Tottenham en Madrid hacía pensar en un rival complicado para los de Zidane. Se vio desde el arranque, un equipo que presionaba arriba, dificultando el movimiento de balón de los blancos y que tenía músculo en todas las zonas del terreno de juego. Un partido macho, que diría Hugo Sánchez.

Benzema falló una ocasión clarísima

Eso sí, con algunos espectadores todavía tomando asiento, el Madrid tuvo una ocasión clarísima para haberse adelantando en el marcador. Cristiano Ronaldo remataba al palo de cabeza tras un buen centro desde la banda y ese rechace no  lo acertaba a meter en la red Benzema en un golpeo relativamente fácil desde el punto de penalti. El portugués maldecía  su mala suerte con los palos mientras que el francés no podía  explicarse cómo había fallado un remate tan asequible. Una gran ocasión que se iba al garete.

Segunda ocasión madridista

El Madrid tenía el dominio de la pelota, sin embargo, la puntería le estaba siendo esquiva. Cristiano iba a tener una nueva ocasión de anotar, esta vez con un remate cruzado desde fuera del área, que se marchó rozando el palo derecho de la meta de Lloris. Segundo gran aviso sin suerte para los de Zidane.

Respuesta inglesa

El Tottenham estaba planteando un partido táctico con la idea de aprovechar contragolpes rápidos y su potencial en el juego aéreo aprovechando la presencia de sus dos torres, Llorente y Kane. De hecho, fue este último el que tuvo la primera gran ocasión visitante, un remate de cabeza picado a la salida de un córner que despejó Keylor Navas.

Varane, en propia meta

Pasados los primeros 20 minutos, que tuvieron color madridista, lo cierto es que el partido se igualó. Y no sólo eso sino que la fortuna le volvió a ser esquiva al Real Madrid. Varane, al ir a perseguir un desmarque de Kane, se introdujo el balón en su propia portería en un despeje que salió por el lado equivocado. Los blancos seguían sin dejar su portería a cero, un mal endémico que no terminan de arreglar los de Zidane.

Cristiano, gol de penalti

El 0-1 no terminaba de hacer justicia a lo que se estaba viendo. El encuentro entraba en sus minutos finales del primer acto y el Madrid sacó petróleo gracias a un gol psicológico. Un penalti de Aurier sobre Kroos le iba a dar a Cristiano Ronaldo la oportunidad de tener un cara a cara con Lloris a 11 metros de distancia. El portugués estuvo listo, cambió su lado de máxima seguridad en el lanzamiento y no falló. Engañó al portero y dejó el 1-1 con el que el partido se fue al descanso. 

Benzema volvía a fallar un gol clamoroso

Si el primer tiempo había empezado con una ocasión clarísima de Benzema, la segunda mitad repitió patrón con el delantero blanco. En esta ocasión, un remate de cabeza a bocajarro, en área pequeña, que sacó Lloris con las piernas cuando lo más fácil era haber embocado el cuero. Dos ocasiones clarísimas que un delantero del Real Madrid no puede fallar. 

Dos paradones de Lloris ante Cristiano

Los minutos empezaban a correr a velocidad de vértigo y el Real Madrid, aunque lo intentaba, no terminaba de encontrar el golpe de gracia. De hecho, Cristiano Ronaldo tuvo dos grandes ocasiones de gol para haber puesto el 2-1. En ambas acciones sólo la actuación salvadora de Lloris, con dos grandes paradas, evitó el tanto merengue. Especialmente destacable fue la jugada del crack madridista en la que se marchó de hasta tres contrarios.

Salvador Keylor Navas

Si el Real Madrid había tenido ocasiones clarísimas para adelantarse, el Tottenham, con menos, también generó su peligro en la puerta merengue. Especialmente clara fue una jugada en la que Kane se quedó delante de Keylor Navas. El delantero intentó colocar el cuero al palo largo y se encontró con una mano salvadora del portero madridista. Una intervención que, poco después, volvió a repetir el de Costa Rica, en esta ocasión a remate de Eriksen tras el agujero en el que convirtió su banda un Marcelo en evidente mal estado de forma. 

El Madrid no dio sensación de peligro en los minutos finales

El Real Madrid tuvo sus opciones pero en la recta final del partido se le vio sin fuerza. Al Tottenham le valía el empate, perdía tiempo si la ocasión le ayudaba, pero los de Zidane no terminaron el partido en área contraria, señal de que acabaron más que justos físicamente. Al final, un empate en casa que sabe a poco y que vuelve a dejar la sensación de que este año al equipo le cuesta un mundo sacar los partidos en casa. 

Ficha técnica

Real Madrid 1: Keylor Navas; Achraf, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Lucas 86’); Benzema (Asensio 75’) y Cristiano Ronaldo.

Tottenham 1:  Lloris; Aurier, Sánchez, Alderweireld, Vertonghen; Sissoko (Son 88’), Dier, Winks, Eriksen; Kane y Llorente (Rose 79’)

Goles: 0-1 Varane (p.p 27’), 1-1 Cristiano (42’)

Árbitro: Szymon Marciniak. Amonestó a Cristiano, Aurier

Estadio: Santiago Bernabéu.


Valora a los jugadores del Real Madrid en su partido de Champions League contra el Tottenham

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL
REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL