El gran miedo de Kiko Casilla por la Independencia

  • A Kiko Casilla le está afectando el proceso separatista de Cataluña y tiene un gran temor en Girona
Montaje Kiko Casilla y esteladas en Girona Montaje Kiko Casilla y esteladas en Girona
Kiko Casilla FOTO: DC

Kiko Casilla volverá a Cataluña este domingo y volverá haciéndolo desde la titularidad por la lesión de Keylor. Los problemas del costarricense le obligarán afrontar uno de los partidos más hostiles que le esperan al Real Madrid en la Liga española y en una fecha marcada por el desafío separatista por la Independencia.

Ese será, precisamente, el gran miedo del futbolista nacido en Alcover. El Real Madrid sabe que incluso la seguridad no está asegurada en el Municipal de Montilivi y el tarraconense podría vivir un partido muy duro en Girona, lugar donde curiosamente nació Carles Puigdemont y club del cual es abonado y aficionado.

Kiko tiene el gran miedo de ir con los colores del Real Madrid y sabe que la gente podría tomarla con él por ese mismo motivo. Kiko se siente orgulloso de ser catalán y nunca lo ha escondido, pero ante todo es profesional y sabe que la mentalidad será muy importante para saber cómo enfoca el guardameta madridista el partido.

El portero catalán defenderá los colores del Real Madrid y está intranquilo ante esa falta de seguridad que aseguran desde Chamartín que habrá en Girona. Kiko solo espera que el lunes, en el post partido, se hable solamente de fútbol y nada más. La política, para otros…

Los dos estrenos madridistas:

El Real Madrid vivirá dos estrenos muy esperados en solo cuatro días. El conjunto merengue visitará hoy Fuenlabrada, el Estadio Fernando Torres y posteriormente Montilivi, el domingo, ante el Girona en una nueva jornada liguero.

Dos partidos muy especiales para el Real Madrid que estrenará ambos estadios nacionales en apenas cuatro días. La visita de hoy al Fernando Torres (7.500 espectadores) será el primer duelo entre ambos equipos. El Real Madrid Castilla ya lo ha visitado, pero el primer equipo todavía no lo ha hecho desde la inauguración del estadio en 2011.

El estadio de Montilivi (construido en 1970) también recibirá al Real Madrid por primera vez en toda su historia. En los 70’ y 80’ disputó varios torneos de pretemporada en Girona, pero en partido oficial será este domingo la primera visita del Real Madrid.

Dos estrenos en estadios nacionales y que llegarán en apenas cuatro días, de forma muy especial para el conjunto dirigido por Zinedine Zidane. Primero ante el ‘Fuenla’ y, posteriormente, ante el Girona en la próxima jornada de Liga.

Las medidas de seguridad en Girona:

En el Real Madrid existe cierto temor a raíz del tema independentista catalán y su visita a Girona, en plena ‘ebullición’ del desafío separatista. Por ello, una de las medidas ha sido cambiar de autobús en su llegada a Montilivi, aunque tomará otras medidas de seguridad y no será esa la única.

Según el Diario Marca, el Real Madrid se alojará en el Palau Bellavista y viajará el sábado por la noche, durmiendo allí y quedándose concentrado de cara al partido el domingo. Salvo a indicaciones de última hora así será, aunque desde Chamartín son cautos y saben que podría cambiar por la tensión que se respira.

Los Mossos han confirmado que habrá un dispositivo especial de vigilancia en torno al hotel madridista y a toda su estancia en Girona. El Bellavista será un búnker inexpugnable para no asaltar las horas de descanso de los Cristiano, Ramos y cia.

En Girona, se espera que el partido sea una manifestación por la Independencia de 90 minutos que será justo lo contrario a lo que vivió el Barça allí. El ambiente festivo se trasladará en hostilidad hacia los de Zidane que son considerados como el equipo que más representa a España. Desde el Bernabéu incluso barajan la opción de que se suspenda el encuentro. El Real Madrid pide máxima seguridad para su expedición en la visita a Montilivi que coincidirá con las fiestas de Sant Narcís y que tendrá varios actos de fiesta mayor en los alrededores del lujoso hotel en pleno centro histórico de Girona.