El dato que muestra la mejoría del R.Madrid

En los últimos dos partidos que ha jugado Kiko Casilla, el equipo ha mantenido la portería a cero


Gol de Asensio

Gol de Asensio




No es casualidad que el Real Madrid esté en una buena racha de resultados, el último precedente es la victoria en Copa ante el Fuenlabrada. El hecho es que los de Zidane parece que vuelven a encontrar esa sintonía con el gol y lo más importante, no conceden ocasión a los rivales de perforar sus redes.

Gran parte de culpa la tienen los porteros y en este caso, Kiko Casilla. El catalán lleva un par de partidos en los que de forma consecutiva no ha concedido ningún gol, primero en Liga ante el Eibar y el último ante el Fuenlabrada en Copa. Ante la lesión de Keylor Navas, Kiko está dando un paso al frente y demostrando con grandes actuaciones y partidos solventes, que puede contar con la confianza y el respaldo de un Zidane que sabe que tiene un gran segundo portero de Keylor. Lo cierto es que hacía mucho tiempo que el Real Madrid no dejaba su portería a cero durante dos partidos seguidos, de hecho, hay que remontarse al inicio de la presente temporada donde encajó la vuelta de la Supercopa de España contra el Barça (2-0) y el primer partido de Liga ante el Deportivo (0-3) esos dos partidos.

De hecho, la mejoría es tal porque a día de hoy, de los once rivales a los que el Real Madrid se ha enfrentado, sólo cuatro de ellos no han sido capaces de marcarle (además de Barça y Depor), ni Espanyol ni APOEL consiguieron gol frente a los blancos. Ahora el desafío no es otro que el de seguir dejando la meta a cero en la mayoría de encuentros, el próximo rival será el Girona en Liga, siempre y cuando la situación política del país y la propia Liga no digan lo contrario.

¿Tiene 'miedo' Kiko Casilla de volver a Cataluña?

Kiko Casilla volverá a Cataluña este domingo y volverá haciéndolo desde la titularidad por la lesión de Keylor. Los problemas del costarricense le obligarán afrontar uno de los partidos más hostiles que le esperan al Real Madrid en la Liga española y en una fecha marcada por el desafío separatista por la Independencia.

Ese será, precisamente, el gran miedo del futbolista nacido en Alcover. El Real Madrid sabe que incluso la seguridad no está asegurada en el Municipal de Montilivi y el tarraconense podría vivir un partido muy duro en Girona, lugar donde curiosamente nació Carles Puigdemont y club del cual es abonado y aficionado.

Kiko tiene el gran miedo de ir con los colores del Real Madrid y sabe que la gente podría tomarla con él por ese mismo motivo. Kiko se siente orgulloso de ser catalán y nunca lo ha escondido, pero ante todo es profesional y sabe que la mentalidad será muy importante para saber cómo enfoca el guardameta madridista el partido.

El portero catalán defenderá los colores del Real Madrid y está intranquilo ante esa falta de seguridad que aseguran desde Chamartín que habrá en Girona. Kiko solo espera que el lunes, en el post partido, se hable solamente de fútbol y nada más. La política, para otros…