El Real Madrid estará de estreno en Girona

El conjunto blanco estrenará esta temporada en Liga el balón de invierno, aunque las temperaturas sean de verano


Real Madrid gol al Eibar

Real Madrid gol al Eibar




La jornada número diez del campeonato nacional de Liga no será una jornada más, al menos para el Real Madrid. El campeón de Liga jugará por primera vez en Girona, en Montilivi y dentro de todo el entramado político que vive España y en concreto Girona, la cuna del independentismo.

Pese a que la seguridad está garantizada y el partido se celebrará con total normalidad, no será la única novedad que habrá sobre el césped a las 16:15 de la tarde este domingo. Y ese protagonista será el balón: el nuevo Nike Ordem V Hi-Vis será el balón con el que se juegue y lo especial que tiene es que es el balón de invierno que ha elegido la Liga. Hasta aquí todo lógico, lo único que a día de hoy las temperaturas no son para nada correspondientes al invierno en ninguna parte de España.

No es normal que a finales de octubre las temperaturas medias de los campos de Primera División oscilen entre los 13 y los 23 grados. De hecho en Girona se espera que a la hora del partido haya unos 23 grados, una temperatura que permite la disputa del partido, algo que por ejemplo en el partido entre Sevilla y Leganés no se ha podido garantizar y es por esa razón por la que se ha tenido que cambiar el horario a las 22:30 de la noche.


Cristiano, a estrenarse en Girona

El Real Madrid viaja este sábado a Girona con la idea en mente de que el partido de mañana (16:15 horas, BeIN LaLiga) sea el centro del interés únicamente por razones futbolistas. La declaración de independencia proclamada por el Parlament catalán de forma unilateral ha generado un clima de enorme tensión que amenaza incluso la disputa del choque, si bien en el club blanco apuestan por afrontar con normalidad el compromiso y mantenerse al margen de los debates políticos.

Así pues, en el Santiago Bernabéu solo están hablando de fútbol en estas horas previas. Y para Zidane ha sido motivo de felicidad que Cristiano Ronaldo se reintegrara el viernes en los entrenamientos del equipo. El técnico le dio tres días de descanso tras ganar el trofeo 'The Best' el pasado lunes, por lo que el 'crack' ha regresado al trabajo feliz, descansado y con la motivación por las nubes para empezar a coger 'carrerilla' goleadora en LaLiga.

A nadie se le escapa que el luso anda algo preocupado con su inicio en esta Liga, ya que ha marcado únicamente un gol en los cinco partidos del torneo de la regularidad que lleva disputados. Fue hace un par de semanas y fue en Getafe, si bien al 'crack' le sabe a muy poco acostumbrado como está a tener una media anotadora de más de una diana por choque. Por eso su objetivo es volver a ver portería este fin de semana en Montilivi, aprovechando además que cuatro de los siete goles que lleva en total en la temporada los ha conseguido lejos del Santiago Bernabéu.

Sin embargo, en esta ocasión Cristiano Ronaldo se enfrentará una vez más a lo desconocido. El campo del Girona se estrena esta temporada en la Primera División, por lo que será la primera vez que el astro de Madeira lo pise como profesional. Y lo cierto es que el '7' tiene por ello razones extra para marcarle al conjunto catalán, ya que quiere sumar este estadio a su lista de 'conquistas' del fútbol español. Hasta ahora ha marcado en 29 campos distintos del territorio nacional, y se ha quedado sin ver portería en únicamente cinco.