El Madrid no mantuvo el pulso y cayó en la presión

Tanto Barça como Valencia ganaron sus respectivos partidos y una jornada más mantienen el pulso en la tabla


Ramos, Isco

Ramos, Isco




Tras la décima jornada de Liga, el Real Madrid se distancia todavía más del liderato. Barcelona y Valencia no fallaron el pasado sábado ante Athletic y Alavés. Esas victorias pusieron un punto de presión al Real Madrid en su encuentro frente al Girona que terminó por darles frutos en forma de puntos y de distancia.

Los blancos cayeron en su primera visita oficiala Montilivi, en un escenario muy hostil y con esos tres puntos regalados se alejan en la persecución por volver al liderato de la Liga. El Real Madrid es cuarto en la tabla con 20 puntos, cuatro por debajo del Valencia (segundo con 24) y a ocho puntos del Barcelona, líder con 28. Una derrota que además provoca que los de Zidane no se alejen  del Atlético de Madrid y Sevilla (con 20 y 19 puntos respectivamente) El Valencia recibe en Mestalla a una de las revelaciones como el Leganés y habrá un duelo directo entre Barça y Sevilla que podría hacer recortar puntos a los blancos en el caso de ganar a la UD Las Palmas.

De nuevo, y como ha pasado en esta jornada, el Real Madrid será el último en jugar y ya sabrá lo que han hecho todos sus rivales, un factor de presión más añadido que en esta jornada no le ha sentado muy bien. Los de Zidane jugarán el próximo domingo en el Bernabéu mientras que Valencia y Barça lo harán en sábado. Una jornada menos para recortar puntos y distancia, pero en una Liga que se plantea como una gran carrera de fondo.