¡Se confirma una baja de tres meses en el Real Madrid!

Luca Zidane ha sido intervenido en su hombro derecho


Imagen de un entrenamiento del Real Madrid

Imagen de un entrenamiento del Real Madrid




En este caso se trata del tercer portero madridista, Luca Zidane. El jovencísimo jugador de 19 años llevaba varias semanas arrastrando un problema en su hombro derecho. No en vano, el futbolista dejó de entrar en las convocatorias del primer equipo a mediados de octubre después de que sufriera una fractura durante un entrenamiento del equipo. En un principio se intentó que siguiera un tratamiento conservador, pero finalmente los doctores del club han decidido que sea intervenido para solucionar de raíz su lesión.

Así, el francés pasó este martes por el quirófano en el Hospital Jean Mermoz de Lyon. El doctor Gilles Walch fue el encargado de intervenirle, aunque los responsables médicos del Real Madrid también supervisaron la intervención. La operación salió de forma satisfactoria y el propio Luca se encargó de mandarle un mensaje de tranquilidad a la afición al posar en su habitación del hospital después de haber pasado por el quirófano.

Tras este percance el Real Madrid no ha publicado un tiempo estimado de baja, por lo que el jugador queda pendiente de evolución. Sin embargo, por las características de la lesión todo apunta a que Luca se perderá lo que queda de año 2017 e incluso también parte del mes de noviembre. Y es que la lógica invita a hablar de un plazo de unos tres meses para que pueda volver a jugar y entrenar con total normalidad. Algo que obligará a su padre, Zinedine Zidane, a seguir utilizando al juvenil Moha como tercer portero del equipo.

Sin embargo, Luca Zidane cuenta con la ventaja de saber bien lo que es estar lesionado en el hombro. Al final de la pasada temporada el cancerbero se perdió varias semanas de competición en el Castilla por una luxación en esta articulación, aunque en ese caso fue en la extremidad izquierda. Entonces sufrió el percance en el mes de marzo y no pudo reaparecer en lo que restaba de curso, por lo que se puede decir que este 2017 ha sido particularmente aciago para el segundo hijo del míster merengue.