La motivación extra que tiene el vestuario tras este bache

Ramos expresó las ganas de 'responder' que tienen los futbolistas


Ramos e Isco se lamentan tras la derrota en Wembley

Ramos e Isco se lamentan tras la derrota en Wembley




Los futbolistas merengues son los primeros que saben que el equipo está atravesando una época difícil. Los resultados y las sensaciones están ahí, a la vista de todo el mundo. Pero tampoco quieren hablar de 'crisis'. El propio Cristiano Ronaldo tomó en Londres la palabra para mandar un mensaje de tranquilidad y dejar claro que la situación está controlada. De hecho expresó el deseo de todos de cambiar inmediatamente la dinámica para volver a darle alegrías a la afición.

Sin embargo, el más duro de todos fue el capitán Sergio Ramos. Y no lo fue con el propio equipo, sino con todos los que estaban esperando agazapados para darle un 'palo' al equipo después de haber visto cómo este ganaba Liga y dos Champions (entre otros títulos) en las dos últimas temporadas. Por eso se refirió directamente a los 'haters' y les dejó claro que aunque ahora estén mal ya llegará el momento de callarles la boca.

"El Madrid siempre vuelve y pondrá a cada uno en su lugar. El que le dé por muerto le pondrá en su sitio. Nos hubiera gustado sacar otro resultado. Cuando el marcador no acompaña las opiniones cambian y esperamos que sean positivas. El Real Madrid regresará y lo hará muy pronto" aseguró con gesto serio el de Camas ante los medios de comunicación.

Y es que es indudable que el vestuario merengue ha encontrado una motivación extra en todos estos comentarios que se vienen escuchando y leyendo en los últimos días. Algunas mentes 'lúcidas' incluso se atreven a hablar del fin del ciclo merengue, cuando en realidad estos jugadores siguen siendo los mismos que asombraron hace cuatro meses ganando la 'Duodécima'. Por eso los futbolistas y el cuerpo técnico tendrán ahora un nuevo incentivo por el que redoblar su trabajo: callarle la boca a todos esos que ya dan por muerto al mejor Madrid de lo que llevamos de siglo.