Así fue la visita de Zidane a Córdoba

El francés causó sensación en la ciudad y quedó encantado con la belleza de una ciudad a la que volverá


Zidane, Córdoba

Zidane, Córdoba




Antes de volver a ponerse el mono de trabajo con el primer entrenamiento de la semana, Zinedine Zidane quiso disfrutar de unos días libres junto a su mujer visitando ciudades históricas de la geografía española. El pasado martes, Zidane pasó el día en Córdoba, donde despertó una gran expectación.

Tratando pasar desapercibido entre los habitantes de la ciudad, se vio a un Zidane que era un turista más, visitando y atendiendo a las explicaciones de la guía en puntos como el Patio de los Naranjos, la Mezquita Catedral o el Templo Romano muy cerca del Ayuntamiento. Más tarde, la pareja comió en un pequeño restaurante en la más absoluta intimidad, aunque fuera, medio centenar de personas aguardaban para sacarse una foto con el mejor entrenador del mundo. Zidane correspondió tanto a los aficionados como al personal del restaurante y siempre sin perder la sonrisa.

Más tarde, en declaraciones que recoge Diario Córdoba, Zidane ha confesado lo maravillado que le ha dejado la ciudad: "era la primera vez que vengo a Córdoba y me ha encantado", señaló. Aunque dentro de todo lo que vio lo que sin duda más le gustó fue la Mezquita. Un Zidane que pasó un día de turismo y conociendo parte de la historia de España en una ciudad como Córdoba, así que ahora sólo queda saber: ¿Qué destino escogerá en su próxima escapada?.

Zidane no podrá contar con este jugador para el derbi

Estos días van a ser de 'vida o muerte' para algún que otro futbolista merengue como Luka Modric. El croata se va a jugar su clasificación para el Mundial en estas dos semanas, por lo que va a tener que estar a tope para ayudar a su selección. Pero por fortuna esta no es la tónica general en el Real Madrid, ya que la inmensa mayoría de los futbolistas que han viajado con sus equipos nacionales lo han hecho para afrontar encuentros amistosos en los que no tendrán que imprimir demasiada intensidad a su juego.

De hecho, esta poca trascendencia de los partidos va a permitir que hombres como Bale o Cristiano ni siquiera viajen con sus países, lo que facilitará que descansen y mejoren su estado de forma. Algo que será muy importante si se tiene en cuenta que a la vuelta de los partidos FIFA espera uno de los partidos más complicados de la temporada: el Atlético en el Wanda Metropolitano.

Al choque llegarán los dos grandes clubes madrileños en horas bajas y siendo conscientes de que el que pierda probablemente quedará descolgado de la lucha por la Liga. Así que en el caso del Real Madrid el cuerpo técnico agradecerá estos 10 días de pausa porque seguramente le permitirán recuperar a cuatro de sus cincol lesionados en estos momentos. Y es que Keylor Navas, Varane, Bale y Carvajal están a punto de recibir el alta médica (en el caso del galés ya la tiene) y Zidane espera contar con ellos para medirse a los jugadores del Cholo.

Así, a día de hoy solo hay un futbolista madridista que se puede decir que esté descartado al 100 % para ese partido: Mateo Kovacic. El croata se lesionó el pasado mes de septiembre en el partido ante el APOEL y cumplirá con toda seguridad los dos meses de baja, ya que aún sigue haciendo fisioterapia y trabajando en el gimnasio. En el club ya empiezan a ser optimistas con su recuperación y creen que para antes de final de mes podría estar listo, pero pese a todo no puede evitar ser ya la única baja confirmada para el primer gran derbi de esta temporada.