La razón por la que Ramos no se opera

Un cirujano plástico experto ha explicado en el Diario As las ventajas y desventajas que tendría la operación de Ramos.


Ramos derbi

Ramos derbi




El doctor José María Palacin Casal lo explica de la siguiente forma: “En primer lugar, los huesos propios de la nariz son huesos pequeños que se encuentran en la parte del dorso más alto de la nariz, y debajo de éstos se encuentra el tabique nasal. Si solo están afectados los huesos propios, la fractura normalmente sólo tiene una afectación estética (aunque es difícil afirmar sin haber visitado al paciente). Lo fundamental es ver si la fractura, además de la rotura de los huesos propios, conlleva o no una desviación del tabique nasal. Ya que dicha desviación del tabique puede provocar problemas respiratorios y afectar a su rendimiento deportivo”, en declaraciones a As.

Un factor determinante que cambia completamente a Sergio Ramos que ya pasó por culpa de la nariz por los quirófanos en 2007 (se hizo una rinoplastia tras romperse el tabique). Para el doctor, es otro hecho fundamental, “En segundo lugar, es importante entender que se trata de huesos pequeños que consolidan con rapidez, de forma que se sueldan en los 3 ó 4 días siguientes. De ahí la urgencia de volverlos a colocar en su sitio, ya que es más sencillo colocar estos huesos cuando están recién rotos, en cambio con el paso de los días se sueldan en mala posición y es más laborioso corregirlos. Al soldarse los huesos fracturados en mala posición, repercutiría estéticamente, y, además, pueden llegar a desviar el tabique nasal. “En caso de que el especialista deportivo que ha observado la fractura decida que no es necesario operar, puede significar que la fractura no afecta al tabique nasal y por tanto no perjudicará al rendimiento deportivo del jugador”, sentencia sobre el capitán del Real Madrid.

Ahora solo falta por saber (y ver) si Sergio juega o no con una máscara protectora los próximos partidos en el terreno de juego. Lo que está claro es que la razón que ha tomado parece ser la más apropiada en cualquier tipo de casos ya que podría dejarle en el dique seco más del tiempo que se quiere permitir.

El pésimo arbitraje del derbi:


Fernández Borbalán tuvo una actuación paupérrima en el derbi, alentado por Sánchez Arminio en la designación y que probablemente con el VAR hubiese sido muy distinta. En la primera mitad se comió un penalti sobre Sergio Ramos en el que le partieron el tabique nasal dentro del área. A la sangre nos remitimos ya que parece que para que le piten una pena máxima al Real Madrid debe de haber sangre…Ni por esas.

A Correa y a Savic les perdonó la cartulina roja también en el primer tiempo. El primero por darle un balonazo totalmente intencionado y sin venir a cuento a Karim Benzema. Y el segundo por entrarle a Toni Kroos cuando el Real Madrid armaba un contragolpe prometedor. Ambos debieron irse a la calle en un partido de alta tensión.

En el segundo tiempo, Marcelo pidió una posible mano de Juanfran dentro del área y Borbalán terminó por desesperar a los madridistas en el césped con la permisividad para los colchoneros. El Atlético reclamó un penalti por mano de Cristiano y la repetición demostró que no fue tal ya que la tenía escondida y el balón impactaba en la espalda. Luego Cristiano la pidió en el otro área, pero Godín también las tenía pegadas al cuerpo. Para rematar la faena añadió 2 minutos corriendo para certificar otro pinchazo madridista.