El 'capitán' blanco sale al rescate para parar la sangría defensiva

Ramos volverá a jugar este sábado en San Mamés con su máscara especial


Hasta ahora Sergio Ramos a portado su nueva máscara en los entrenamientos

Hasta ahora Sergio Ramos a portado su nueva máscara en los entrenamientos




El Real Madrid necesita más que nunca al líder de su defensa. Sin él en los últimos dos partidos el equipo ha encajado cuatro goles en su estadio ante rivales aparentemente menores como el Málaga y el Fuenlabrada. Por eso es clave que Sergio Ramos se reincorpore ya al equipo, una vez que su fractura de los huesos propios de la nariz ha sido corregida y que la inflamación se ha reducido. De esta forma, la intención es que el sábado salte al campo con la nueva máscara que se la ha diseñado a medida.

La lesión de Ramos está en el camino de curarse, pero todavía hay riesgo de que sufra otro golpe que empeore la situación. Por eso el futbolista va a jugar de aquí a final de año con esta protección que evite que se lleve cualquier golpe en la zona afectada. Algo que lógicamente va a molestar al jugador a la hora de desempeñar su trabajo, ya que limitará algo su visión y provocará que se sienta raro. Pero tendrá que acostumbrarse porque el empleo de esta máscara es obligatorio para que pueda ayudar al equipo.

Al fin y al cabo, lo importante es que Sergio Ramos va a poder jugar como siempre lo hace, con la máxima intensidad y a tope de revoluciones. El central podrá arriesgar y desempeñarse sobre el campo sin ningún miedo, por lo que el equipo va a recuperar al mejor defensa del planeta. Lo cual supone una magnífica noticia para encarar un mes de diciembre clave para el club, toda vez que se pondrá en juego el Mundial de Clubes y LaLiga definirá aspectos muy importantes de cara a la segunda mitad de la temporada.