Bale pide paso para Turín y el Madrid sigue al alza

  • Victoria convincente del Real Madrid ante Las Palmas con dos tantos del jugador galés.
Marcador LP-RM Marcador LP-RM
Celebración de Bale FOTO: DC

A pesar de que Zidane se dejó a medio equipo titular en Madrid para jugar ante Las Palmas, lo cierto es que el equipo inicial que sacó fue bastante menos revolucionario de lo que se esperaba, señal inequívoca de que aunque la Liga ha pasado a segundo plano no se podía acudir a Turín con un revolcón anímico.

Un ataque muy reconocible

El estilo de partido que trató de proponer Jémez le fue como anillo al dedo al Real Madrid. En primer lugar porque la posesión no era de los locales sino que con Modric, Casemiro y Asensio los blancos tenían jugadores para conservar el balón sin la necesidad de ir persiguiéndolo. Si a eso le sumamos que los de Zidane contaban con la dinamita de Bale, la partida de cartas empezaba a tener un claro ganador.

Dos ocasiones claras para el Madrid

Las dos primeras ocasiones de gol de los merengues llegaron tras rápidos contragolpes. En la primera, una recuperación en línea de tres cuartos de campo le sirvió a Asensio para ponerle un balón a Benzema que el francés remató demasiado centrado, a los guantes del portero local. En la segunda, de nuevo una rápida contra, con un gran pase cruzado de Bale para la llegada de Asensio, un gran remate del balear a su palo más cercano y un paradón de Chichizola cuando parecía estar vendido.

Carrera de Bale y gran definición para marcar

El Real Madrid había dado dos avisos pero a la tercera iría la vencida. Un balón magistral de Modric a la espalda de la defensa permitió a Bale lucir su zancada potente para plantarse, algo escorado, delante del portero. La definición del galés fue exquisita, golpeo duro, seco y buscando la escuadra. Imparablemente buena. Eso sí, apenas lo celebró.

Lesión de Nacho

Todo marchaba a pedir de boca para los de Zidane. Dominio en el juego, en el marcador y sin apenas sufrimiento. Eso sí, el lunar del primer tiempo surgió de forma repentina, después de que Nacho pisara mal tras luchar por una pelota dividida con un contrario. Rápidamente pidió el cambio y se marchó al banquillo. Fue allí donde el canterano del Real Madrid nos dejó la imagen del encuentro, cabizbajo y llorando. Lamentando haber conocido por primera vez el amargo sabor de una lesión.



Benzema, infalible desde los 11 metros

Poco antes del descanso el Madrid le iba a poner la guinda a una más que convincente primera parte. Un penalti tan absurdo como claro de Calleri sobre Lucas iba a permitirle a Benzema ponerse delante del portero desde los 11 metros. Sin apenas carrerilla el francés apuntó y disparó. Colocado y junto al palo. Buen gol con máxima precisión, muy del estilo del golpeo favorito de Cristiano Ronaldo en este tipo de acciones.

Bale, doblete y sentencia

El paso por los vestuarios pasaba por ser el único argumento de los locales para poder engancharse al partido. De hecho, Jémez hizo dos sustituciones buscando el milagro. Sin embargo, el Real Madrid dio la mejor de las respuestas a ese intento de reacción del equipo local. Un penalti muy claro sobre Bale, por un patadón de Ximo Navarro, volvía a poner a un jugador del cuadro de Zidane frente al cancerbero de Las Palmas con 11 metros de distancia. Esta vez fue el galés el encargado de patear la pena máxima y hacer lo mismo que su compañero Benzema, marcar. El remate fue centrado, sin más ‘misterio’ que engañar al portero para encontrarse con la red y dejar el partido sentenciado.

Fallos de Benzema y Keylor Navas

El Real Madrid veía cómo pasaban los minutos y apenas sufría contratiempos. Es más, Benzema tuvo una ocasión clarísima para haber marcado su segundo gol, tras una gran dejada de Lucas, sin embargo, el francés erró cuando tenía delante al portero de Las Palmas. Un error que ante la Juventus sería imperdonable. Como también lo sería el que tuvo Keylor Navas al intentar sacar el balón jugado desde atrás porque, al ser encimado por dos contrarios, estuvo muy cerca de regalarle el gol a los locales. Por suerte para él, Expósito estaba más pendiente de darle más fuerza que precisión a su golpeo. La mandó a las nubes.

Final sin complicaciones

El Madrid se llevó una victoria más convincente y fácil de lo que podía esperarse, con goles de Bale y Benzema. El francés apunta a titular en la Champions, más difícil lo tiene el galés. Eso sí, al menos le podrá generar dudas a Zidane sobre la conveniencia de su elección para el partidazo en suelo italiano…mientras el equipo acecha la segunda posición en la Liga.

Ficha técnica

Las Palmas 0: Chichizola; Macedo (Eric 46’), Ximo Navarro, Gálvez, Aguirregaray; Vicente (Jairo 46’), Javi Castellano, Aquilani, Momo (Imoh 84’), Halilovic y Calleri.

Real Madrid 3: Keylor Navas; Nacho (Achraf 28’), Vallejo, Varane, Theo; Casemiro (Kovacic 60’), Modric (Llorente 60’), Asensio; Lucas Vázquez, Bale y Benzema

Goles: 0-1 Bale (26’), 0-2 Benzema (p.38’), 0-3 Bale (p.51’)

Árbitro: González Fuertes (C.Asturiano). Amonestó a Momo, Gálvez, Ximo Navarro

Estadio: Gran Canaria.