Asensio quiere volver a asombrar con España

  • El mallorquín está a la búsqueda de un rol importante en la selección de Luis Enrique
Marco Asensio Marco Asensio
Marco Asensio
Federico Titone Federico Titone

La selección española quiere ver la mejor versión de Marco Asensio. Y el 20 necesita volver a brillar con ella. El mallorquín, que debutó con la absoluta entrenada por Vicente Del Bosque en el amistoso ante Bosnia-Herzegovina en 2016, sigue buscando su verdadera dimensión en el equipo. En los 16 partidos hasta ahora disputados con la camiseta de La Roja, Marco ha regalado jugadas, asistencias, pequeños detalles y pruebas de su enorme calidad. Sin embargo, no ha sido el gran protagonista de esas inolvidables noches que le han convertido en titular en el Real Madrid.

Tras la etapa de Del Bosque, donde se quedó muy cerca de la lista de convocados para la Eurocopa de Francia, Asensio volvió a ser uno de los elementos claves de la selección dirigida por Julen Lopetegui. El maravilloso tanto ante el Sevilla en la final de la Supercopa de Europa y su excelente arranque liguero (gol ante la Real Sociedad en la primera jornada), le ayudaron a entrar en la primera convocatoria del técnico vasco, que lo hizo estrenar en partido oficial ante Liechtenstein en León (8-0).

El año de Asensio fue caracterizado por unos cuantos “altibajos”. El jugador tuvo un gran arranque a principio de temporada, luego se apagó, volvió a brillar con la sub-21 y en el tramo final del curso: letal en la Champions (gol al Bayern en semifinales y a la Juventus en la final de Cardiff), vuelta a la selección mayor en junio (amistoso contra Colombia) y papel decisivo en el Europeo sub-21 que se disputó en Polonia.

Un inicio estelar

Su arranque en la temporada 2017-18 fue simplemente asombroso: dos golazos ante el Barcelona -uno en la ida y otro en la vuelta de la final de la Supercopa de España- doblete ante el Valencia en Liga y protagonista destacado en la victoria (3-0) de España ante Italia el 3 de septiembre en el Santiago Bernabéu.

Después de este partido, Asensio disputó los 90 minutos solo en otras tres ocasiones: ante Israel (victoria 1-0 fuera de casa), Rusia (3-3) y Argentina (6-1). En el Mundial de Rusia, con Fernando Hierro en el banquillo, saltó al césped como titular solo ante Rusia. En general, su actuación en la competición fue un poco desilusionante: Marco –de hecho- jugó muy poco y seguramente por debajo de las expectativas. El mallorquín disputó apenas unos minutos contra Irán y Marruecos y los 103 ante el equipo anfitrión, sin dejar rastros.

A la búsqueda de un papel decisivo

Una de las tareas de nuevo seleccionador español, Luis Enrique, será la de convertir Asensio en una de las armas de mayor peligro de España. El mallorquín -con sólo 22 años- posee unas cualidades indiscutibles y tiene por delante un futuro brillante. Después de ser suplente en Wembley, Asensio y España se citarán nuevamente en Elche para vivir una noche donde -se espera- que sean ambos protagonistas…