El Madrid le da una lección a la Roma y a Europa

  • Los blancos hicieron un gran partido en su debut en la Liga de Campeones 2018-19.
Celebración de Isco Celebración de Isco
Celebración de Isco FOTO: DC

Volvía la Champions al Bernabéu sin dos de los grandes artífices de los tres últimos triunfos merengues en la competición. Zidane, viendo los toros desde la barrera, y Cristiano Ronaldo jugando poco más de 20 minutos con la Juventus en Valencia porque fue expulsado. A pesar de ello, el ambiente en Chamartín tenía aroma a Europa, una de esas noches que apetece ver y sentir fútbol.

Arranque potente del Madrid 

El Madrid era consciente de que necesitaba empezar mandando. El empate en Bilbao fue un aviso y la puesta en escena de los de Lopetegui fue casi perfecta. Lo del ‘casi’ tiene su explicación en la no consecución del gol en unos 20 minutos de intensidad Top del campeón de Europa.

Dos ocasiones clarísimas en 8 minutos

En cuestión de 8 minutos, los primeros del partido, el Madrid generó dos ocasiones de gol clarísimas. Bale, tras recibir un pase excepcional de Kroos, controló el cuero y lo remató con la zurda rozando el palo de la portería romana. El galés se apoyó en una recepción espectacular, como si acunara el balón antes de echarlo a dormir, para intentar un gol que si no llegó a cantarse fue por cuestión de centímetros. Eso fue a los 3 minutos porque en el 8, otro pase magistral, en esta ocasión de Modric, dejaba a Isco delante del portero Olsen. El malagueño golpeo duro, por abajo, pero el cancerbero visitante extendió el brazo para sacarlo con una buena parada.

Más remates sin premio

La superioridad y el dominio del Real Madrid eran espectaculares. Los blancos se acercaban al 70% de posesión y, salvo algún error en pérdidas de balón propias, la Roma no generaba ningún peligro a Keylor Navas. Es más, los de Lopetegui seguían acumulando llegadas y remates, hasta 16 en los primeros 45 minutos. Ramos, Isco, Bale, Benzema…todos intentaron algún remate que terminaría en parada del portero o marchándose desviado.



Golazo de Isco

Sin embargo, justo antes del descanso el fútbol iba a premiar al que más lo merecía. Una falta en la frontal del área le iba a dar al Real Madrid el 1-0. Sin Cristiano Ronaldo el abanico de lanzadores se abre de par en par. En esta ocasión fue Isco el encargado de ejecutarlo…y de transformarlo. Con sutileza, por encima de la barrera. Toque sutil y certero. De hecho, el gol fue prácticamente calcado al que le marcó a Buffon en un Italia-España que se jugó la pasada temporada también en el Bernabéu. El ‘Isco, Isco’ volvió a tronar en Chamartín en el mejor momento. Un gol psicológico.

Primera de la Roma y respuesta del Madrid

Si la primera mitad había terminado a lo grande para el Madrid lo cierto es que el arranque de la segunda lo hizo con ritmo y una ocasión clara por equipo. Empezó intentándolo la Roma, con una gran jugada de Ünder tras una presión desatinada por parte de los de Lopetegui. El remate final del jugador romano lo sacó a mano cambiada Keylor Navas con una buena parada que desató los aplausos de la afición blanca para su portero.

La respuesta de los blancos a la primera ocasión de la Roma no se hizo esperar. Fue Gareth Bale el que lo intentó con un remate desde dentro del área que se estampó contra el larguero de la portería de Olsen.

Gran gol de Bale tras lujo de Modric

Después de ese ‘amago’ de gol, Bale se iba a quedar con el ‘resquemor’ durante poco tiempo más. Luka Modric, el mejor del partido, sacó escuadra, cartabón y metro para dibujar un pase espectacular para que Bale luciera sus dos mejores virtudes, la velocidad y el golpeo. El galés, algo escorado, le pegó al balón con el alma y la clavó junto al palo de la meta visitante. El 2-0 ya empezaba a hacer justicia con lo que se había visto sobre el césped.

Mariano debutó y un detalle bestial de Asensio

Los minutos seguían pasando y la gente continuaba con su disfrute. Mariano volvía a debutar en partido oficial, Asensio dejó una jugada para el recuerdo, con una pisada de tacón que no acabó en gol por el enésimo paradón del mejor jugador de la Roma, su portero Olsen. El público estaba viendo a un equipo dominador que, a falta de 10 minutos para el final, ya había disparado 27 veces contra la meta rival.

Golazo de Mariano

Para los últimos minutos de partido iba a quedar la guinda perfecta. Mariano, con el '7' a la espalda, anotó un golazo que habría firmado Cristiano Ronaldo en sus mejores tiempo. Un misil con la derecha que se coló por la escuadra de la portería romana. Un golazo que selló un partidazo del rey de Europa. Exhibición para empezar su competición. 

Ficha técnica

Real Madrid 3: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Modric (Ceballos 84’), Casemiro, Kroos; Bale (Mariano 72’), Benzema (Asensio 62’) e Isco.

Roma 0: Olsen, Florenzi,  Manolas, Fazio, Kolarov, N'Zonzi, De Rossi, Zaniolo (Pellegrini 54’), Ünder, Dzeko y El Shaarawy (Perotti 62’).

Goles: 1-0 Isco (44’), 2-0 Bale (58’), 3-0 Mariano (91’)

Árbitro: Bjorn Kuipers. Amonestó a Sergio Ramos, Dzeko

Estadio: Santiago Bernabéu.