El tridente de la Copa vapulea y convence

  • El Real Madrid se impuso al Melilla por 6-1 en el Bernabéu. Dos goles de Isco, otros dos de Asensio, uno de Vinicius y otro de Sánchez.
Celebración de Vinicius y Asensio Celebración de Vinicius y Asensio
Celebración de Vinicius y Asensio FOTO: DC

A pesar de que la eliminatoria estaba ya resuelta, la visita del Melilla al Bernabéu tenía varios incentivos para la parroquia merengue. Jugaban Isco, Asensio y Vinicius, tres futbolistas que, en forma, serían candidatos a la titularidad para Solari. Y no solo eso, también estaban alicientes como volver a ver a Keylor, confirmar el gran momento de Llorente o la apuesta por la juventud con los Sánchez, Valverde o Vallejo. Para llegar con un 0-4 en la ida no pintaba mal la tarde.

Intercambio de golpes

El encuentro comenzó con un intercambio de golpes que terminaron cerca del gol. El Melilla fue el primero en intentarlo, con un doble remate de Jilmar y Mizzian que desbarató Keylor Navas con una buena intervención. Poco tardó el Madrid en replicar por mediación de Isco que, tras una buena dejada de Asensio, se encontraría con las manos del portero visitante.

Vinicius, dos ocasiones para marcar

El ‘aquí estoy yo’ del Melilla le duró 15 minutos, justo el tiempo que necesitó el Madrid para empezar a acorralar a su rival e irle generando ocasiones de gol cada vez más claras. Vinicius, uno de los mejores del primer tiempo, estuvo cerca de abrir la lata con un remate colocado desde la izquierda que salvó Pedro Luis con una gran intervención. El propio jugador brasileño volvería a estar cerca de marcar unos minutos después tras una gran dejada de Isco que mandó a la grada.

Asensio, conducción y gol

Fue a partir de la media hora de encuentro cuando el Madrid comenzó a abrir la lata de los goles. Asensio, tras recoger la pelota en tres cuartos de campo, inició una conducción en la que nadie pudo frenarle. Llegó al área y cuando lo más sencillo era ponerse nervioso él decidió colocar el balón con la zurda al palo contrario al que esperaba el portero del Melilla. Iba a ser la primera de sus tres jugadas decisivas del primer acto.

Jugadón de Vinicius y otro de Marco

Apenas había pasado un minuto desde que Marco había logrado el 1-0 y el Bernabéu ya estaba celebrando el segundo, también del mallorquín. En esta ocasión el gran protagonista fue Vinicius que, con un cambio de ritmo bestial, dejó sentado a su marcador en la banda y asistió para que el ex del Mallorca fusilara el segundo de la tarde.



Golazo de Javi Sánchez

El Madrid ya empezaba a pasar por encima a un Melilla al que no le daban las piernas para frenar el vendaval madridista. Poco antes del intermedio sería Javi Sánchez, con un exquisito toque de exterior tras pase de Asensio, el que anotaría el tercer gol del partido. El remate del joven defensa madridista lo habría firmado cualquiera de las estrellas del equipo blanco, al primer toque, buscando la escuadra y con la mejor de las colocaciones. Un pedazo de gol que festejó besando el escudo.

Golazo de Isco

La segunda mitad no pudo empezar mejor para el Real Madrid. Había muchos focos puestos en Isco y el malagueño regaló a los amigos, y le ‘dedicó’ a los enemigos, el gran gol del partido. Un remate colocado desde fuera del área que se coló por toda la escuadra de la portería visitante. Fue como verle lanzar una falta pero en movimiento. Solari se levantó y le aplaudió. Golazo.

Vinicius tuvo premio: marcó gol

A partir de aquí solo faltaba por ver si el Madrid iba a estar dispuesto a hacer aún más grande su distancia o si se iba a dejar llevar buscando el paso de los minutos. Al final hubo un poco de todo. Uno de los jugadores que más ganas le pusieron al partido fue Vinicius y el brasileño terminó encontrando su premio. Después de meterse en el área desde el costado izquierdo acabó rematando en dos ocasiones para, en la segunda, terminar anotando el gol que buscaba. Su bailecito de celebración denotaba sus ganas de agradar al público.

Isco cerró la goleada

A pesar de que estaba ya todo decidido en la recta final del partido seguimos viendo goles. El Melilla se encontró con un penalti a su favor que Yacine transformó en gol. Eso sí, no iban a ser los visitantes los últimos en celebrar un gol. Y es que los de Solari volverían a marcar, por mediación de Isco, el sexto tanto de la tarde. Buen control tras la subida del canterano Fran García y remate ajustado al palo para cerrar la borrachera de goles con el tridente Asensio, Isco y Vinicius sobresaliendo por encima del resto.

Ficha técnica

Real Madrid 6: Navas; Odriozola, Vallejo, Sánchez, Carvajal (Fran García 46’); Valverde, Llorente (Ceballos 46’), Isco; Asensio, Mariano y Vinicius (Fidalgo 78’)

Melilla 1: Pedro Luis; Pepe Romero, Mahanan, Richi, Jilmar; Jordi Ortega, Menudo (B. Martín 59’); Ruano (Brahim 55’), Óscar García; Mizzian (Otegui 46’) y Yacine

Goles: 1-0 Asensio (33’), 2-0 Asensio (34’), 3-0 Javi Sánchez (38’), 4-0 Isco (47’), 5-0 Vinicius (77’), 5-1 Yacine (p. 80’), 6-1 Isco (83’)

Árbitro: Alberola Rojas (comité castellano manchego).

Estadio: Santiago Bernabéu.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL