Vinicius no se cansa de dejar en ridículo a Lopetegui

  • El delantero brasileño lleva 2 goles y 5 asistencias en los 523 minutos oficiales que ha jugado con el Madrid, marcando o asistiendo cada 75 minutos
Vinicius Vinicius
Vinicius, celebrando su golazo ante el Leganés
Defensa Central Defensa Central

El Santiago Bernabéu tiene un nuevo ídolo. Vinicius Junior se ha ganado el cariño, el respeto y la admiración de todos sus aficionados en apenas dos partidos consecutivos como titular. Las lesiones y la confianza de Santiago Solari le han permitido estrenarse como titular en momentos clave y el delantero brasileño ha estado a la altura, pero ¿qué hubiese sido de Julen Lopetegui si hubiese apostado más por él?

Vinicius, partido a partido y oportunidad a oportunidad’, sigue ‘retratando’ al preparador vaso. El exseleccionador sabía que tenía un diamante en bruto, pero aún sin pulir. Le faltaba ese “tiempo de cocción”, al que se refirió, pero el ‘carioca’ ha tirado la puerta abajo. En un Bernabéu medio vacío, frío, desangelado, Vinicius despertó la ilusión ante la Real Sociedad y el Leganés.

Es un jugador distinto y cada vez que recibía el balón, conseguía que el aficionado blanco estuviera pendiente, expectante porque sabía que podía ocurrir cualquier. Vinicius ha demostrado atrevimiento, desparpajo, chispa, velocidad, regate, pase y gol. Lo ha intentado todo y le está saliendo. Así será muy difícil dejarle en el banquillo o en la grada, como hacía Lopetegui. (Butragueño alucina con lo que está haciendo Vinicius)

El preparador vaso le hizo debutar en un todo un derbi, sí, pero le dio solo 5 minutos y 10, unas jornadas después ante el Alavés. Es decir, oportunidades cero. Con Solari, sí ha cambiado su rol. Y tanto que ahora el debate es si debe ser titular por delante de Asensio, Lucas Vázquez o Bale. Titular en los tres duelos de Copa y en Champions ante el CSKA, el duelo ante la Real marcó un antes y un después.

Ahora, este miércoles, Vinicius redondeó sus dos partidos ante los ‘txuri-urdin’ y el Leganés, demostrando solidaridad -asistencia a Lucas, cuando estaba solo ante el portero- y gol. Gol no, golazo el suyo para cerrar el partido y encarrilar la eliminatoria de octavos antes de llevarse la ovación del Bernabéu, que se puso en pie para despedirlo.

Vini’ se ha convertido en el nuevo ídolo del Madrid. Lleva 2 goles y 5 asistencias en 523 minutos oficiales. Máximo asistente del equipo, junto a Bale y Benzema, el brasileño ha marcado o asistido cada 75 minutos. Casi nada. ¿Qué hubiese sido de Lopetegui si hubiera apostado por él mucho más de lo que lo hizo? Jamás lo sabremos.

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL
REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL