¡Vergüenza! El Atleti de siempre gana con 'ayudas' ante el Rayo

  • El conjunto colchonero ganó en Vallecas gracias a un tanto de Griezmann. El VAR no revisó una dudosa falta sobre Raúl De Tomás y no se señaló un fuera de juego de Morata en la acción que acabó con el tanto del francés
Rayo-Atlético Rayo-Atlético
El fuera de juego de Morata en el gol de Griezmann
Defensa Central Defensa Central

La misma historia de siempre. El Atlético de Madrid esta tarde consiguió salir de Vallecas en la 24ª jornada con los tres puntos en el bolsillo (0-1). Y lo hizo de su forma habitual, es decir gracias a la falta de intervención del VAR que no revisó un claro penalti sobre Raúl De Tomás y al árbitro que interpretó un fuera de juego de Morata en el tanto de Griezmann como posicional.

El primer tiempo entre el conjunto rojiblanco y los rayistas concluyó con un empate a cero, a pesar del dominio del esférico por parte del cuadro local. El Atlético se fue diluyendo con el paso de los minutos y el Rayo Vallecano empezó a coger protagonismo.

La ocasión más clara que tuvo el Rayo en la primera parte ocurrió en el minuto 34. Todo empezó a causa de un error de Saúl en el pase, con De Tomás que consiguió robarle el esférico. El ex canterano madridista rompió la defensa colchonera y se la puso a Embarba, que optó por disparar, pero Oblak reaccionó para evitar el gol.

Una segunda parte llena de polémicas

En el segundo tiempo se desataron las polémicas y se llevó a cabo el ‘robo’ colchonero. En el minuto 70 De Tomás cayó dentro del área en un choque con Giménez. La falta fue clara y el árbitro del encuentro, Jesús Gil Manzano, por lo menos debía haber revisado la acción. Sin embargo, no quiso consultar el VAR provocando así la indignación de todo el público de Vallecas.

Pocos minutos más tarde, en el 74, llegó el gol del Atlético. Un tanto que se produjo a raíz de un centro desde la izquierda que despejó Ba, pero no muy bien. Morata protegió el balón ante Ba cuando bajó y de la dejada se aprovechó Griezmann, cuyo remate pegó en Amat y terminó entrando.

Sin embargo, hay que decir que en el origen del gol, es decir cuando llegó el balón al área, Morata estuvo en fuera de juego. Pero según Andújar, el fuera de juego fue posicional y no distrajo al portero, por lo que el gol fue convalidado. ¡Menuda vergüenza!

REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL
REPORTAJES - DEFENSA CENTRAL