La cara y la cruz de los ‘sustitutos’ de Cristiano: Bale y Benzema

  • Karim Benzema y Gareth Bale fueron nombrados como líderes del Real Madrid tras la marcha repentina de Cristiano hacia la Juventus de Turín.
Bale y Benzema Bale y Benzema
Bale y Benzema

Son el ‘Zipi y Zape’ del Real Madrid, Benzema y Bale, aunque ambos han cogido diferentes rumbos en esta temporada. Tras la salida del ‘bicho’, la directiva del Real Madrid colocó el cargo de los goles a ambos jugadores, sabiendo que serían los dos atacantes titulares sin lugar a duda. Pero las expectativas han tenido grietas, no hay nada más que ver los datos de la campaña.

En el pasado verano el Real Madrid perdía a aquel jugador que le ha dado 451 goles, el que le ha ayudado a lograr tres Champions consecutivas y el que ha hecho que el madridismo cogiese las riendas como mejor equipo del mundo. La Juventus lo recibía con ‘ansia’, tenían en casa un jugador que promete muchos goles, que firma victorias. Y así ha sido, el equipo bianconeri ha sufrido menos en esta temporada gracias a Cristiano, el portugués ha aportado goles en la Serie A (19 goles) y ha llevado hasta los cuartos de final de la Champions a toda la plantilla.

Este al caer eliminados ante el Ajax mostraba un rostro de decepción, de no entender qué había hecho mal. Desde Chamartín confiaban en Benzema y Bale, tenían asegurado que serían ellos quien sacarían a un Real Madrid adelante. Pero este pensamiento se ha quedado en una mitad, el francés ha aportado 30 goles en esta temporada entre todas las competiciones, y ha disputado 50 partidos de los 52 jugados. El ‘9’ de la parroquia blanca se ha comportado, voto de confianza cumplido.

Todo lo contrario por parte de Bale, el ‘Príncipe de Gales’ ha sido destronado, en toda la temporada ha enchufado 14 dianas. (Esta cifra es muy ‘pobre’ teniendo en cuenta que el rol que le habían colocado era de líder nato del Real Madrid.) A día de hoy, su actuación ha sido tan decepcionante que le quieren fuera del club, la afición se vuelve ‘loca’ al ver al galés sobre el terreno de juego. ¿Lo negativo? Es que no llegan ofertas a las oficinas del equipo blanco, no existen clubes interesados en él. Lo que sí es verdad, pero extraño, es que Bale y su agente aseguran con certeza estar cómodos, no quieren marcharse del Real Madrid.