El nacimiento del tridente de la BBH: ¡apenas inquietó al PSG!

  • Zidane formó por primera vez con Bale, Benzema y Hazard en el ataque blanco ante el club parisino en el Parque de los Príncipes y el resultado no pudo ser peor
Zidane, Bale, Benzema y Hazard Zidane, Bale, Benzema y Hazard
Zidane, Bale, Benzema y Hazard.
Defensa Central Defensa Central

"Tenías un cohete, que era Bale, el anotador, que era Cristiano, y luego estaba yo, que era el espacio entre los dos, la pieza para que todo funcionara", así explicó Karim Benzema recientemente lo que fue la BBC durante cinco temporadas, desde la llegada del galés en el verano de 2013 hasta el adiós del luso después de conquistar la Champions en KievZinedine Zidane se marchó y Julen Lopetegui no encontró su particular tridente de garantías (Bale, Benzema y Asensio era su favorito). Santiago Solari, con la inclusión de Vinicius, tampoco lo logró. Ahora todo ha comenzado a cambiar.

El técnico francés vuelve a estar de nuevo a los mandos y, desde su regreso en marzo, también probó nuevos tridentes con Benzema como único titular indiscutible -Bale, Asensio, Vinicius Lucas Vázquez o Brahim fueron de la partida-, pero ninguno dejó huella. Pero el fichaje de Hazard aclara el panorama. El belga llegó para ser titular, asique, con la continuidad de Bale después de estar con las maletas hechas rumbo a China y su inicio imparable de temporada, ya están los tres desde este miércoles en el Parque de los Príncipes.

Sin embargo, el comienzo de la nueva era con la BBH no ha podido ser peor. Bale fue el más participativo de los tres, liderando la parcela ofensiva, pero le faltó verticalidad de cara a la portería de Keylor. Benzema, de nuevo, asumió la responsabilidad de cara a puerta, pero su gol fue anulado, mientras que Hazard demostró estar falto de ritmo después de su lesión y apenas inquietó a la defensa del club parisino.

La nota positiva para el Madrid, Zidane y, más concretamente la BBH, es que este domingo tienen la primera oportunidad de darle la vuelta ante el líder, el Sevilla, en el Ramón Sánchez-Pizjuán. El calendario no da tregua y, tras el duelo ante los de Lopetegui, recibirán al Osasuna en el Bernabéu el miércoles y visitarán el Wanda para medirse al Atleti el próximo sábado. Casi nada.