Los PROS y CONTRAS de apostar por Rodrygo como titular

  • El brasileño cuajó una espectacular actuación en su debut de Champions abriendo el debate de quien debe acompañar a Benzema y Hazard
Rodrygo Rodrygo
Rodrygo, Champions, Liga Santander
Defensa Central Defensa Central

Rodrygo Goes ha irrumpido con fuerza en el vestuario del Real Madrid. El brasileño de 18 años demostró ser un gran jugador en una cita importante y disputó prácticamente todo el partido ante el Galatasaray dejando muy buenas sensaciones. Este deslumbramiento ha provocado que muchos pidan su titularidad en el primer equipo.

El extremo del Real Madrid se mostró sorprendido por la titularidad ante el Galatasaray y declaró que no se lo esperaba. El jugador tan solo tiene 18 años y debutó en la máxima competición continental con el Real Madrid.

Este tipo de registros están protagonizados por jugadores especiales, pero hay que recordar que el chico es un jugador que se ha incorporado este verano al equipo y hasta el día de ayer, no había sido titular en ninguno de los partidos en los que había participado (Osasuna y Mallorca), acumulando 43 minutos de experiencia como profesional en la Liga española. 

Su presencia en el primer equipo es interrumpida con el Castilla, lugar en el que Rodrygo acumula minutos y se va adaptando a España. Raúl lo ha alineado en dos partidos, disputando los noventa minutos en ambos y logrando un tanto.

Zidane cuenta con él como jugador de primer equipo aunque será una especie de comodín que utilizará cuando falten alguna de las piezas de ataque. Pero, ¿Por qué no ser titular con el primer equipo?

Darle tal presión a un jugador tan jóven como es Rodrygo puede pasarle factura como a su compatriota Vinicius. La afición blanca está desilusionada con la temporada pasada del equipo y Vinicius fue el destello que dio esperanzas al equipo. Pero la situación del brasileño ha cambiado en función de su rendimiento con el equipo y la irrupción de Rodrygo.

Por ello, sería de sabios dejar que el extremo se foguee en el Castilla teniendo una adaptación lenta pero segura y brindándole minutos en función de su rendimiento con el filial. Es cierto, que este tipo de jugadores tienen una madurez precoz y tiran la puerta a patadas, pero es más lógico no cargar de responsabilidad a un chico que aún está comenzando en el mundo del fútbol.

Pero no sacarle de titular y mantener su confianza podría hacer que el jugador perdiese las ganas de competir en el Castilla. Su actuación de ayer como extremo derecha en el dibujo de Zidane demostró que es un jugador que tiene valentía y su posicionamiento en el campo fue muy importante a la hora de defender. Se mostró confiado a la hora de lanzar los ataque intentando regates y jugadas individuales propias de una persona con gran personalidad. Por lo que darle más continuidad de la que se le estaba prestando hasta el momento, no sería descabellado.