Noticia DC: el baile de dorsales que se avecina en el Real Madrid

  • Varios jugadores del equipo blanco planean cambiar su número la próxima temporada...siempre que las circunstancias se lo permitan.
Nuevos dorsales Nuevos dorsales
Nuevos dorsales
Rubén Gómez Rubén Gómez

La temporada 2018-19 está todavía en pañales, con todo por decidirse y con muchos jugadores que apenas han podido disputar sus primeros partidos con el Real Madrid. Sin embargo, en un club de tanta importancia, en el que no se descansa ningún día, no hay tiempo para mirar al ayer, al pasado, sino que los esfuerzos ya se empiezan a centrar en el futuro, en lo que está por venir.

En este sentido, ya han aparecido las primeras imágenes de la que puede ser la equipación para la próxima temporada y, ligada a esta aparición, encontramos también varios cambios que se planean ya tanto dentro del club como de la propia plantilla que dirige Zinedine Zidane.

De hecho, según puede confirmar Defensa Central, ya hay varios jugadores que tienen pedido el ‘turno’ para cambiar su número en cuanto tengan la oportunidad de hacerlo. Hazard espera poder lucir más pronto que tarde su número de la suerte, el 10. Lo hará en cuanto Modric se marche del club, una operación que podría producirse el próximo verano. Es algo que no se descarta.

Además de los deseos del belga, otros jugadores como Vinicius o Courtois también están en la ‘cola’ para modificar su dorsal. El portero lucirá el 1 la próxima campaña en lugar del 13 que porta en la actualidad mientras que el joven brasileño tiene el deseo de enfundarse una camiseta con el 11, dorsal que en la actualidad pertenece a Bale aunque no se sabe por cuánto tiempo (El dineral que le paga Emirates al Real Madrid por aparecer en la camiseta)

Por si esto fuera poco, el movimiento estrella que el Madrid planea para el próximo año, el aterrizaje de Mbappé en el Bernabéu, también estaría ligado al ‘movimiento’ de Hazard. El delantero francés se quedaría con el 7 que actualmente luce el belga siempre y cuando, lógicamente, Eden herede el 10 de Modric.

Obviamente, no es sencillo que todos estos movimientos se puedan producir dentro de unos meses. Y no lo es porque, básicamente, depende de la llegada de algún jugador (tipo Mbappé) y la salida de otros muchos (Areola –que probablemente no seguirá a pesar de que Zidane querría que lo hiciese-, Modric o Bale). A pesar de todo, para el baile de números en el Real Madrid hay cola y lista de espera.