Así ha acabado la historia del 'accidente' de Zidane en Valdebebas

  • Ignacio, el que protagonizó el pequeño golpe con Zidane en la rotonda de Valdebebas ha narrado la historia en La Voz de Galicia.
Zidane Zidane
Ignacio Fernández y Zidane accidente
Defensa Central Defensa Central

La vida a veces te tiene preparadas muchas sorpresas, y si no que se lo digan a Ignacio, un gallego mueblero de profesión que el pasado sábado estaba en Madrid de camino a IFEMA, a una feria de decoración. Allí, sin esperarlo, un golpe con su coche le cambió los esquemas, y más aún cuando se dio cuenta de que el otro afectado era el entrenador del Real Madrid Zidane. Ignacio ha contado la historia en La Voz de Galicia y asegura estar muy agradecido con el francés.

Aunque es cierto que pasa muy pocas veces, los famosos también son personas y en cualquier momento pueden sufrir un 'accidente'. La prensa se sorprendió el pasado sábado en el último entrenamiento del Real Madrid antes de viajar a Pamplona cuando Zidane era el protagonista de un golpe en la rotonda de Valdebebas. Por suerte, todo quesó en un susto y una anécdota para el otro afectado, Ignacio.

El gallego, entusiasmado con lo ocurrido ha querido contar la historia en La Voz de Galicia, y como él mismo narra, nada más bajarse del vehículo reconoció al técnico francés:  "Nada más verlo le reconocí y le dije "me hubiese gustado conocerte en otras circunstancias, pero esta tampoco está mal".

Entre la incertidumbre del momento y el saber que la prensa estaba en el lugar de lo ocurrido, Igancio narra que ambos decidieron arreglar los papeles por teléfono. En El Partidazo de COPE y Radio MARCA asegura que "Cuando vi que era Zidane me quedé tranquilo, al menos ya sabía que tenía seguro y tenía todo pagado. Le di mi teléfono pero él no el suyo, como me imaginaba".

Antes de decirse adiós, Ignació pidió un selfie a Zidane, pues era imposible que alguien se creyera la historia que había acabado de vivir: "Le dije que podíamos tomarnos una selfie, porque de lo contrario la gente no me creería que me di un golpe con Zidane. Y él muy amablemente dijo que sí. Se quitó el gorro y nos hicimos la foto. También le dije entre bromas que si quería quedaba todo en nada, que cambiábamos allí los coches y listo". (Quedan 2 semanas pero Zidane solo tiene una duda en su ‘11’ ante el City)

Dicho y hecho, Zidane cumplió con su palabra y un tiempo después, fue Ignacio el que recibió la llamada del representante del madridista para arreglar el papeleo:  "Me dijo que Zidane estaba muy agradecido. Tenía prisa porque iba a entrenar y agradeció no haberlo entretenido pidiendo firmas, camisetas o entradas".