Marcelo se dejó la piel en las tareas ofensivas ante el Celta de Vigo

  • El zaguero carioca volvió a tener la oportunidad de reivindicarse frente a los gallegos en la Liga Santander.
Marcelo Marcelo
Marcelo
Alejandro Pérez Alejandro Pérez

Marcelo regresó a la titularidad en la jornada 24 del campeonato liguero ante el equipo entrenado por Óscar García, tras haber vivido el encuentro del Reino de Navarra desde el banquillo. El lateral brasileño volvió con ganas puesto que se le vio algo atrevido en muchos momentos del encuentro sobre el terreno de juego. El “12” es consciente de la dificultad que supone ahora mismo ser titular debido al gran momento de forma que vive Ferland Mendy.

El brasileño salió con las pilas cargadas, buscando siempre asociarse con Eden Hazard, que volvía tras tres meses de lesión y los dos crearon un peligro constante por la banda izquierda. El zaguero tuvo que estar bastante pendiente de las incorporaciones en ataque de  Rafinha y Sisto en la segunda mitad, que buscaban siempre asociarse con Aspas. En la primera parte dio un pequeño susto a la afición madridista tras recibir un duro golpe de Rafinha, pero al final solo quedó en una simple molestia.

En el minuto 51 de los segundos 45 minutos, Marcelo acabó combinando con Benzema tras una buena llegada por la izquierda y el brasileño dio el pase atrás a la corona del área y el alemán remata de primeras ajustando el balón lejos del alcance de Rubén. Realizó un partido con mucha presencia ofensiva., aunque Aspas le intentaba buscar las cosquillas cada vez que subía al ataque.

El brasileño recordó en ataque a la mejor versión del lateral que se ha visto en los últimos tiempos. Zidane a pesar del enorme estado de forma de Mendy, sigue creyendo en que Marcelo puede seguir siendo importante para los blancos en lo que queda de campaña.