Valverde no pudo hacer más en un partido gris para el madridismo

  • El uruguayo volvió a dejarse el alma en un Bernabéu que lamentó los errores que les hicieron empatar un partido que parecía ganado.
valverde valverde
Valverde
Defensa Central Defensa Central

A pesar de un once que alegraba al madridismo con la vuelta de Hazard, y un centro del campo prometedor con Valverde, Casemiro y Kroos, el Real Madrid no pudo aguantar su liderato frente a un Celta de Vigo que llegaba con ganas de llevarse los tres puntos. Un resultado final de 2-2 dejó helado a un Bernabéu que recibirá próximamente al City y al FC Barcelona.

Valverde volvía al Santiago Bernabéu como titular en un centro del campo que necesitaba de su fuerza y garra. El uruguayo luchó los balones durante la primera mitad, aunque no se le pudo ver al completo de rendimiento. (El Bernabéu vivió varias emociones antes del inicio del partido)

El ‘pajarito’ lució como titular frente al Celta de Vigo en un duelo que, como bien veníamos comentando, se presentaba difícil debido a las ganas que los visitantes pondrían, pues los puestos del descenso les amenazan. Con Kroos y Casemiro como acompañantes, Valverde regaló al Bernabéu sus carreras sin cansancio y su derroche físico en un partido en el que como es habitual demostró su calidad.

Pese a las ganas que puso el Real Madrid por defender el liderato, el Celta de Vigo ‘atracó’ el Bernabéu y logró un reparto de puntos que no gustó a nadie, ni al propio Valverde, que tras el pitido final dio un balonazo a la grada como muestra de rabia. La próxima parada será en el Ciutat de Valencia frente al Levante.