Exclusiva DC: Zidane tuvo un enfado gordo (y doble) tras el empate

  • Zidane siente que se equivocó con los cambios y el planteamiento, pero también quedó enfadado por el exceso de relajación de los jugadores
Zidane y jugadores	Zidane y jugadores
Zidane FOTO: DC
Manuel Calero Manuel Calero

Zinedine Zidane acabó muy enfadado y "decepcionado", como él mismo confesó, con el 2-2 ante el Real Celta de Vigo. Los gallegos rasparon el empate en el minuto 85. Zizou considera, en un ejercicio de autocrítica, que él también tuvo errores. A los jugadores también les reprocha un detalle que le costó el partido.

El técnico francés del Real Madrid acabó muy adolorido por la brecha en la parte inferior del labio (en el golpetazo que ilustra la imagen de la noticia con Aidoo). Sin embargo, más allá de esto, Zidane acabó muy fastidiado por el gol en el minuto 85 de Santi Mina, tras un pase “espectacular”, como él mismo dijo, de Denis Suárez. Un golpetazo doloroso, más que el golpetazo real que se llevó, y que le dejó tocado. (El simpático lapsus de Florentino: 'guiño' a Carroll, con Courtois en mente). 

Zidane reconoce que se equivocó con el planteamiento, tal y como ha podido corroborar Defensa Central, por fuentes de su propio staff técnico. El marsellés salió con un 4-3-3, “de toda la vida”, pero patinó. El equipo iba jugando bien con el sistema de 4 o 5 centrocampistas, sin Hazard, y la vuelta del belga (que fue el mejor sobre el césped), añadido a la titularidad de Bale, obligaron a salir con los tres delanteros en el frente de ataque. Reconoce a sus íntimos, en ese aspecto, que falló.

También acabó mosqueado por los errores en los goles celtiñas. Marcó primero Smolov, tras un fallo garrafal de Varane y Sergio Ramos en el marcaje, y Zidane lo incidió a un error puntual. Un error al que debemos sumar, también, el que costó el citado 2-2. Un bajón de tensión que el galo, al finalizar el partido, repitió que no se podían permitir ante el Manchester City o FC Barcelona. Dos rivales de altura contra los que se deberá tener máxima concentración desde el minuto 1 hasta el 90’ y el tiempo de descuento.