Noticia DC: El gran miedo de Guardiola en el Bernabéu

  • El ex técnico del Barça teme que una mala noche contra el Madrid le deje con pie y medio fuera de la Champions hasta 2023.
Hazard y Guardiola Hazard y Guardiola
Guardiola
Defensa Central Defensa Central

El envite del próximo miércoles se presupone vital para Pep Guardiola. El técnico del Manchester City es consciente de que, una mala noche en el partido de ida, puede dejarle prácticamente sin opciones de lograr la Champions antes de que entre en vigor la sanción de la UEFA

El club inglés le fichó para que aspirara a ganar la máxima competición europea. Sin embargo, desde que llegó en 2016, solo ha sido capaz de competir por los títulos nacionales con una financiación sin límites. Ahora ve peligrar su puesto si acaba siendo eliminado en octavos de final con el Real Madrid. Por ello, en más de una ocasión ha dejado caer ante los medios que puede darse esta posibilidad. 

El Santiago Bernabéu le da pánico. No soportaría que quién ha sido su máximo rival propicie su despido. Entiende que es la competición fetiche del conjunto blanco y que, a doble partido, han sido prácticamente imbatidos durante los últimos años. 

Una mala actuación en el partido de ida les podría dejar casi fuera de la Champions hasta 2023. Será entonces cuando expire la ejemplar sanción de la UEFA. Por más que apelen ante distintos tribunales, los abogados del club inglés no podrán invalidar la medida. Lo único negociable podrían ser los 30 millones de euros que también se incluyeron en la sanción. 

Además, sabe que no será bien recibido en Concha Espina. Sus habituales faltas de respeto al club blanco no son para menos. Se le puede complicar mucho la eliminatoria a un equipo que está condenado a fracasar dónde quiera que vaya. (En Inglaterra juegan al despiste: 3 bajas gordas del City para el Bernabéu).

Por ello, muchos jugadores ya plantean una estampida al final de temporada. Jugadores como Kevin De Bruyne, Sterling o Agüero no pueden permitirse el lujo de no jugar Champions durante los próximos dos años. El Madrid, por su parte, se mantiene a la espera. No se cierra la puerta a ningún jugador que haga todo lo posible por salir del Etihad.