El Real Madrid se deja los tres puntos en Valencia igual que el Barcelona

  • El equipo blanco ha salido derrotado en el mismo estadio que los culés cedieron los tres puntos
Levante - Real Madrid Levante - Real Madrid
Levante - Real Madrid
Alejandro Moreno Alejandro Moreno

El estadio Ciudad de Valencia es un campo difícil en el que la intensidad de los futbolistas y la gran animación de sus aficionados ayuda a que los granotas se crezcan durante los 90 minutos y ofrezcan un gran derroche de compromiso. El FC Barcelona cayó de forma clara con un 3-1, tónica general de la temporada de los equipos que visitan el estadio localizado en Valencia. El Real Madrid sabía de la dificultad y pese a mostrar un gran juego, la falta de gol que sí tuvo el Levante le condenó.

El Barcelona seguía el encuentro que enfrentaba al Levante frente al Real Madrid con el privilegio de haber conseguido la victoria que debían en su partido y metiendo una presión extra al cuadro merengue.

El calendario hasta el momento siempre ha beneficiado al FC Barcelona porque este tipo de encuentros suele encararlos antes de que el Real Madrid dispute su partido y jugando con la ventaja de lograr una victoria que incremente la presión sobre los blancos.

El Real Madrid salía con la presión extra y la necesidad de ganar para mantener el liderato tras el pinchazo frente al Celta. El equipo había salido mentalizado desde el comienzo del encuentro atacando continuamente la meta de Aitor que estaba siendo el más destacado del Levante. La segunda mitad había seguido la misma tónica pero un contragolpe de Morales devastó el gran encuentro blanco.

Por su parte, el Barcelona confiaba en un pinchazo de los madridistas igual que les ocurrió a ellos que cayeron de forma estrepitosa  con un 3-1 tras comenzar ganando con un penalti de Leo Messi. Campaña, Mayoral y Radoja fueron los goleadores locales.

El Real Madrid no ha cumplido con sus deberes y ha cedido el liderato a favor de los azulgranas tras el pinchazo frente al Levante por 1-0. Las sensaciones no son malas en cuanto a juego pero la falta de gol ha condenado al Madrid que ocupará la segunda plaza hasta la semana que viene en la que depende de sí mismo para colocarse en cabeza.