Noticia DC: la opción favorita de Zidane para su '11' sin Hazard

  • El técnico francés considera que Bale, al 100% física y mentalmente, puede ser determinante en este tramo de la temporada
jugadores, Zidane y Hazard jugadores, Zidane y Hazard
Varios jugadores del Real Madrid; Zidane y Hazard, entrenador y futbolista del club blanco, respectivamente.
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid encara un tramo decisivo en la pelea por los títulos y lo hace sin Eden Hazard. El crack belga, con una fisura en el peroné distal derecho, vuelve a la enfermería y deja huérfano en ataque al club blanco con solo Karim Benzema.

El técnico francés, consciente de la preocupante falta de gol del equipo, se queda ahora sin uno de sus principales baluartes ofensivos antes de dos partidos de alto voltaje en el Santiago Bernabéu ante el Manchester City y el Barcelona. El Madrid se la juega sin Hazard y varios jugadores piden sitio para relevarlo.

Vinicius, Rodrygo (expulsado con el Castilla, no puede jugar el Clásico), Lucas Vázquez y Jovic están a la espera de su oportunidad en una de las grandes citas, pero Zizou, tal y como ha podido saber Defensa Central, ya ha elegido y lo ha hecho por Gareth Bale. (Escalofriante: el porcentaje de lesiones de Hazard lo dice todo)

El galés, por galones y status en el equipo, debería serlo, pero también cuenta con el apoyo de Zidane. El preparador blanco siempre ha defendido al jugador ante los pitos del Bernabéu o las comprometidas preguntas de los medios de comunicación en cada rueda de prensa. Estaba convencido de que podía recuperarlo y así ha sido.

El Expreso de Gales, siempre y cuando las lesiones lo han permitido, ha jugado en las grandes citas como el Clásico de la primera vuelta en el Camp Nou y, temporada tras temporada, ha demostrado ser un jugador diferencial en las fechas señaladas como las del City y el Barcelona de esta semana.

De esta forma, Bale podría volver a reencontrarse con el Bernabéu después del partido ante el Celta. Entonces comenzó recibiendo más pitos que aplausos, pero acabó retirándose con más apoyo que reproches. El galés apenas lleva tres goles y dos asistencias en solo 17 partidos y su irrupción ahora puede ser decisiva a favor del Madrid.