El mejor Vinicius no fue suficiente para ganar al Manchester City

  • El extremo brasileño fue el mejor futbolista blanco y se marchó cuando su equipo iba ganando
Vinicius Vinicius
Vinicius
Alejandro Moreno Alejandro Moreno

Vinicius ha conseguido reivindicarse en la temporada logrando salir a la escena inicial cuando Zidane le mandó al fondo del armario en noviembre de 2019. El brasileño está siendo protagonista en las noches de gala y hoy partía desde la titularidad frente al Manchester City. El técnico galo vuelve a confiar en él y Vinicius se ha convertido de nuevo en una de las esperanzas blancas tras la lesión de Hazard. El brasileño ha logrado ser el mejor del encuentro pese a la derrota blanca.

Vinicius, antes del encuentro se encontraba en la decimoquinta posición de minutos (1.108) en la plantilla, pero sus estadísticas personales como ser el segundo en regates completados (47, por 53 de Hazard), el cuarto en ocasiones claras creadas (7, empatado con Rodrygo) o el séptimo en ocasiones en general (25). Eso, en lo tangible, lo ha traducido en tres goles y dos asistencias.

Sus datos son propios de un jugador con gran cantidad de peso sobre el terreno de juego y el Real Madrid lo nota pese a tener que pulir su definición de cara a puerta. Además, esta temporada ha sido determinante en encuentros importantes como: desatascador ante Sevilla o en el derbi en Liga e imparable como titular en Copa contra el Zaragoza o la Real Sociedad.

Hoy frente al Manchester City el brasileño comenzaba en la punta de ataque siendo referencia ante los continuos abandonos de posición de Benzema. El brasileño estaba muy centrado en la presión y se dejaba caer a banda izquierda para tener más protagonismo. En los primeros minutos el brasileño estaba siendo el protagonista del encuentro logrando driblar a Walker y buscando el centro al área continuamente. 

Defensivamente, Vinicius se estaba desfondando ayudando a Mendy a tapar las distintas alternativas de Mahrez, que es un futbolista muy eléctrico. Además, en la presión era el primer jugador que saltaba a los defensas del City para forzar una pérdida. El carioca estaba siendo el mejor del encuentro en la primera mitad pero se quedó cerca de marcar gol al no medir los tiempos en el rechace del remate de Benzema.

La segunda mitad comenzaba con el brasileño igual de activo que en la primera mitad siendo el mayor dolor de cabeza de la defensa visitante. La primera jugada en la que el brasileño era protagonista lograba ganarle la espalda a Walker aunque el último toque le penalizó y se le marchó por línea de fondo. En el minuto 60 Vinicius lograba robar un balón a Walker cerca del área visitante y servía un balón en bandeja para que Isco pusiera por delante a los blancos.

En el minuto 74 el brasileño tenía que ser sustituido por los calambres después de realizar un formidable encuentro, siendo probablemente, el mejor del Real Madrid pese a no acertar en la jugada que tuvo para poner su tanto particular. Fue el más desequilibrante y su esfuerzo provocó el robo del balón y la asistencia sobre Isco.